Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

9
¿Que Es El Azucar?


Escrito por: betocampos el 18 Nov 2009 - URL Permanente




¿QUÉ ES EL AZÚCAR?



Se trata de ese producto sólido, cristalizado y de color blanco en estado puro que se obtiene mediante un proceso industrial aislándolo químicamente a partir de los vegetales que lo contienen (caña de azúcar, remolacha, etc.). Soluble en agua y en alcohol, es de sabor muy dulce y recibe también el nombre de sacarosa (C12H22O11).
Y aunque puede consumirse solo, está presente en gran cantidad de productos alimenticios (pastelería, confitería, chocolates, licores, conservas, confituras, mermeladas, etc.). También se usa en procesos de fermentación para la producción de alcohol siendo materia prima muy apreciada por la industria conservera y en muchos procesos industriales (obtención de ácido cítrico, glicerinas, plastificantes, adhesivos, etc.). Del azúcar se obtienen, además, subproductos como la melaza, utilizada para la fabricación de alcohol y la alimentación del ganado. Otros subproductos que se obtienen son el bagazo -que se emplea como combustible-, la celulosa, el rayón, productos plásticos, pasta de papel, pienso -la pulpa de remolacha sobre todo-, etc.
No es de extrañar, pues, que la industria azucarera haya sido una de las que más ha crecido a lo largo del siglo XX. Una gran industria que controlan a nivel mundial Estados Unidos, Rusia, Brasil, Cuba, México, India, China, Filipinas, Hawai y Australia.

-Las compañías azucareras alegan que el azúcar es absolutamente imprescindible para el ser humano.
¿Es verdad? -Lo que necesita el ser humano es glucosa. Como combustible, como moneda energética. Pero se tergiversan los términos cuando se afirma que esa glucosa debe proceder del azúcar blanco. No debemos confundir glucosa, azúcar, almidón e hidratos de carbono.
En suma, lo que es imprescindible para el ser humano son los hidratos de carbono porque son los principales suministradores de energía de los procesos vitales orgánicos. Y aunque hay algunos autores que identifican azúcares e hidratos de carbono lo cierto es que éstos tienen propiedades totalmente diferentes. Sobre todo, si hablamos de carbohidratos completos o cereales integrales. Estos alimentos, al tener intactos los minerales, vitaminas y oligoelementos que necesitamos son metabolizados por nuestro organismo convirtiéndolos en glucosa.
No es el caso del azúcar ya que en el proceso de refinado ésta pierde las vitaminas y minerales y sólo aporta lo que se ha dado en llamar "calorías vacías". En definitiva, puede afirmarse que el consumo de azúcar no sólo no es imprescindible sino que es perjudicial. Y lo es tanto si se consume azúcar blanco como azúcar moreno porque, como demuestra el estudio hecho por el Instituto Nacional de Higiene de París, sus diferencias son mínimas. Ambos son igualmente nocivos.
-¿Nocivo el azúcar?
-Sí, porque su consumo provoca distintos problemas. Por ejemplo, para ser metabolizado el azúcar precisa de las vitaminas del grupo B, en especial de la B1. Y como quiera que se trata de una vitamina cuya ingesta se realiza habitualmente en poca cantidad, si el organismo debe dedicar la que tiene a la metabolización del azúcar que ingerimos nos encontraremos un fuerte déficit. Mayor cuanto mayor es nuestro consumo de azúcar.
Y está fehacientemente demostrado que la deficiencia de vitaminas B -sobre todo las B1, B2 y B3- favorece la aparición de problemas psicológicos -especialmente depresiones- y trastornos en el sistema nervioso.
Asimismo, se sabe que el consumo de azúcar está relacionado con las enfermedades cardiovasculares ya que su ingesta excesiva provoca el exceso de grasa y la obesidad, lo que puede llevar al bloqueo de las arterias y los capilares con el consiguiente riesgo de infartos cardiacos y cerebrales. Asimismo, provoca el desarrollo de la diabetes cuando hay predisposición genética. Y no sólo eso: también coadyuva en el desarrollo de las úlceras de estómago. Sin olvidar su efecto desmineralizante y la influencia en las caries, especialmente en niños.
-Son muchos los expertos que niegan la relación azúcar-caries. De hecho, en un estudio publicado en el Boletín de Información Dental (nº 6, octubre 1998) que edita el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España se asegura que el azúcar no es responsable de la caries sino que ésta se debe a las bacterias que se desarrollan en la boca por falta de las medidas higiénicas adecuadas.
-Pues, respetuosamente, discrepo. Las investigaciones científicas actuales son tan parciales que pueden llevar a resultados erróneos. Sin duda que ahí están las bacterias. Lo que tenemos que ver es el cambio de los parámetros bioelectrónicos de la saliva cuando se consume azúcar, lo cual crea el terreno favorable para el desarrollo bacteriano tanto en la boca como en el estómago. Está demostrado que las comidas dulces a base de azúcar poseen una elevada capacidad de adherencia y fijación en el esmalte dental, lo que no ocurre con los hidratos de carbono de los alimentos naturales. Y eso hace que los restos adheridos, como consecuencia de las modificaciones químicas que tienen lugar debido a las acción de los microorganismos existentes en la cavidad bucal, sean los principales responsables de la aparición de las caries.
¿O cree alguien que es casualidad que en los países más industrializados el 97% de los niños menores de 10 años padezca caries?
-Lo que sí hemos leído, hablando de niños, es que el excesivo consumo de dulces, problema de caries aparte, les provoca debilidad. ¿Tiene fundamento esa afirmación?

-Efectivamente. Con la sustracción de vitaminas del grupo B aparecen problemas de irritabilidad, falta de concentración e hipercinesis. Y con el déficit mineral que conlleva su consumo nos encontramos con un crecimiento de los huesos en longitud pero con menos densidad ósea. Así nos hallamos con una generación de adolescentes "tipo espárrago".
Hay otros aspectos importantes, como la capacidad de fagocitosis de las bacterias, función llevada a cabo por los glóbulos blancos, que está en proporción inversa al consumo de azúcar.
El Instituto Patológico de la Academia de Medicina de Osaka, en Japón, investigó durante 10 años con conejos jóvenes a los que añadió en su alimentación una cierta cantidad de azúcar. Pues bien, al cabo de 146 días observaron que su sistema óseo se veía afectado por fracturas espontáneas y los huesos se doblaban, estando tan débiles que podían cortarse con un simple cuchillo. Pudo constatar así que había una pérdida considerable de calcio y que eran mucho más alargados. Pues bien, extrapolando, puede afirmarse que con sólo 6 gramos de azúcar diarios dados a un niño de 5 o 6 años y unos 20 kg. de peso, se podrían observar ya alteraciones óseas. Los padres deberían ser conscientes de esto y controlar el consumo de dulces, caramelos, chicles, helados, pasteles y demás productos azucarados de sus hijos.
Y aún hay más: el Dr. Sandler -conocido autor del libro "Alimentación especial para prevenir la parálisis infantil"- afirma que en sus experimentos quedó suficientemente de manifiesto que los niños que consumen habitualmente azúcar tienen mayor propensión a verse afectados de contagios víricos.

-Dijo antes que el azúcar puede provocar también problemas psicológicos...
-Sí. El excesivo consumo de azúcar también afecta a nuestro comportamiento. Algunos de los síntomas constatados de una ingesta excesiva son falta de memoria, sueño prolongado, fatiga repentina, pasividad, actitud negativa, emociones incontroladas, miedo, pesimismo, propensión a accidentes, nerviosismo, introversión, indecisión, falta de concentración, etc.
Se ha comprobado que las personas con alteraciones mentales o desórdenes nerviosos tienen carencia de vitaminas del grupo B, sobre todo B2 y B3. Y ya hemos explicado que el consumo de azúcar provoca una disminución de estas vitaminas en el organismo.
Y en cuanto a la vitamina B1, citaré como ejemplo el trabajo hecho por el Dr. Wilder, especialista en nutrición, quien tras experimentar con 1.500 enfermos a los que se les administró una dieta completa excepto de esta vitamina, comprobó que a las pocas semanas aparecían en sus pacientes trastornos psíquicos. Trastornos que remitieron cuando recibieron las dosis necesarias de vitamina B1. Su informe fue claro respecto de los peligros de una dieta rica en azúcares y cereales refinados.
-¿Y cuál es la relación del azúcar con la úlcera de estómago? Porque hoy se sabe que está provocada por una bacteria.
-Además del efecto irritante, el azúcar crea un medio que favorece el crecimiento bacteriano, como hemos comentado antes. Tanto la sacarosa como la glucosa poseen una acción irritante sobre las mucosas del estómago. Y existe un estudio publicado en la prestigiosa revista científica Lancet que demuestra que los pacientes aquejados de úlcera de estómago consumían más dulces y azúcares que las personas del grupo de control.
-En la revista hemos explicado ya que ingerir simultáneamente azúcares y grasas lleva al organismo a almacenar éstas; y que, consecuentemente, si se abusa o no se queman las calorías ingeridas lleva a la obesidad. Pero, ¿provoca la ingesta de azúcar sola ese mismo problema?
-Sí, porque el consumo de los azúcares de absorción rápida provoca un aporte exagerado de calorías que, al no poder ser metabolizadas, se almacenan como grasas.
-En ese caso, también el hígado se vería afectado...
-Efectivamente. Los experimentos de C. H. Best con ratas mostraron que cuando se las alimentaba con disoluciones de azúcar o de alcohol etílico el hígado presentaba mayor cantidad de grasa. El profesor John Yudkin, director médico del Instituto Científico para la Nutrición de la Universidad de Londres, escribió en "Swet and Dangerous" que "el azúcar produce un ensanchamiento del hígado y los riñones en animales de experimentación, no sólo haciendo que las células se hinchen un poco sino aumentando el número de células en esos órganos. En algunas personas aumenta el nivel de insulina y el de hormonas corticoadrenales". Es decir, el azúcar tiene un efecto expansivo y acidificante en las células y estructuras del organismo, lo que es obviamente peligroso. Este aspecto expansivo se puede entender sólo cuando se analizan los alimentos desde el punto de vista energético de la MTCH.
El azúcar tiene un fuerte efecto expansivo yin, es decir, 100 calorías procedentes del azúcar "engordan" más que 100 calorías procedentes del arroz integral. No es pues verdad eso de que "una caloría es una caloría venga de donde venga".

-¿Y cuál es la relación del azúcar con la arterioesclerosis?
-El ya mencionado profesor Yudkin investigó en varones de 45-46 años y observó que la propensión a la arterioesclerosis y al infarto de miocardio no estaba tanto en el excesivo consumo de ácidos grasos saturados de origen animal sino en el consumo inmoderado de azúcar. Por otra parte, el Dr. Dam, premio Nobel de Medicina, consiguió producir cálculos de colesterina en la vesícula biliar de hamsters alimentándoles con harinas refinadas y azúcar. Este sedimento es el mismo que se da en las arterias del aparato circulatorio. Aunque no hace falta remitirnos a trabajos de experimentación animal. En la observación de los pacientes de nuestra práctica diaria ya comprobamos estos aspectos.
-En suma, para usted está claro que el azúcar es negativo para la salud.
-Sin duda alguna. El azúcar es una sustancia acidificante y oxidada, carente de elementos vitales y, por tanto, no necesaria para nuestra salud. Podemos permitirnos un consumo ocasional si nuestra condición es buena pero debemos ser muy prudentes si nuestro estado no es óptimo. Porque nuestro organismo no está capacitado para metabolizarlo de forma constante y periódica. Por consiguiente, ingerir azúcar diariamente es un factor de riesgo evidente para la salud.

Discoverysalud    fuente

Tag(s) : #SALUD