Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

esnobismo propio de ricos a una necesidad. RecIngerir complejos que nos aseguren las necesidades diarias de micronutrientes empieza a pasar de ser considerado como un uerde que los micronutrientes son tan vitales para nuestro organismo que su déficit puede ser el origen de serios trastornos y enfermedades.
Ahora bien, cuidado. Tomar vitaminas y minerales sin control puede ser tan o más peligroso que no tomarlos. Porque -por poner un ejemplo- mientras la carencia de cobre propicia la anemia en los niños desnutridos, un consumo abusivo es capaz de generar lesiones en el hígado. Digamos, pues, sí a las vitaminas y minerales pero en su justa medida.
Claro que este es, probablemente, uno de los puntos de menor acuerdo. Internacionalmente se acepta que las dosis diarias que debería alguien ingerir son las recomendadas por el Consejo Nacional de Alimentación de la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Sin embargo, hay otros científicos que afirman que esas dosis deberían aumentarse significativamente. Entre ellos, buena parte de quienes practican la Medicina Ortomolecular.
Por nuestra parte, decir que las únicas vitaminas sobre las que hay constancia de que una ingesta masiva no provoca problemas ya que su exceso se elimina sin más por la orina son las correspondientes al complejo B y la K. No cabe decir lo mismo empero, a pesar de la creencia generalizada, de la vitamina C. Aunque no es menos cierto que las dosis actualmente recomendadas son probablemente -cuando menos, en este caso- demasiado bajas.
Y, sobre todo, no olvide algo importante: muchas de las vitaminas y minerales deben ser tomadas en combinación. No hacerlo así también puede ser contraproducente. Las vitaminas y los minerales son como una gran comunidad en la que sus miembros interaccionan para que nuestro organismo funcione adecuadamente. Sobrecargarse de uno de ellos dejando a un lado al resto supondría una ruptura en la cadena de trabajo que podría generar un grave desequilibrio en nuestro cuerpo. El conocimiento de las vitaminas y los minerales, de sus propiedades y las consecuencias de su déficit o exceso, es pues un campo de evidente interés no sólo para el médico sino también para todos aquellos que quieran gozar de una vida sana y duradera.
 Fuente
Tag(s) : #SALUD