Seguir este blog
Administration Create my blog

  Hamer-GL-Microbes-Brain.jpg

 

"Muchos de nosotros experimentaremos en algún momento o en otro un conflicto y tendremos cáncer, pero después de todo esto es parte normal de la vida, y no una cosa tan mala, una vez que uno comprende los principios de las Cinco Leyes Biológicas. Aún si algunos les preocupa o les afecta el que la GNM no adopte las creencias médicas convencionales, muy pronto se darán cuenta y se convencerán por la fuerza de la lógica, de la belleza y de la aproximación general de sentido común de la terapia de la GNM."

Dr. Ryke Geerd Hamer

 

 

La Nueva Medicina Germánica® no es una "medicina alternativa", ni una "medicina integrativa", ni tampoco una "medicina complementaria". La Nueva Medicina Germánica  ofrece un sistema científico completo fundamentado en Cinco Leyes Biológicas que explican la causa, el desarrollo y sobretodo la curación natural de las llamadas "enfermedades".

 

DURANTE LA FASE ACTIVA DEL CONFLICTO

 

Los signos típicos de actividad de conflicto son una ocupación constante sobre el conflicto, falta de sueño, falta de apetito y extremidades frías. Desde un punto de vista biológico, el estado de estrés, particularmente las horas extras de vigilia y la preocupación total por el conflicto, tienen la intención de poner al individuo en un estado que facilite la solución del mismo. Para mostrarlo de otra forma: en el momento en que experimentamos un choque de conflicto, el sistema nervioso autónomo se torna instantáneamente hacia una simpaticotonía (un estado de estrés incrementado), de forma tal que se dote al organismo de más energía para que éste sea capaz de resolver un conflicto tan rápido como le sea posible.

 

Controlado desde el centro de relevo cerebral de un conflicto, en el órgano correspondiente se lleva a cabo un cambio que tiene un propósito biológico. Si se requiere más tejido para facilitar la solución del conflicto, el sitio de relevo cerebral que controla el órgano o el tejido hace que éste responda con proliferación celular, como un crecimiento tumoral; si se requiere menos tejido para ayudar a la solución del conflicto, el órgano o tejido responde al conflicto relacionado con degradación de células, produciendo, por ejemplo, angina de pecho (involucrando a las arterias coronarias). 

 

Por lo tanto, las bases de la terapia en la GNM son entender el significado biológico de los síntomas y dar apoyo al proceso más que luchar en su contra o interferir con el. Cunado nos damos cuenta de que síntomas muy específicos, incluyendo algunos cánceres, son típicos de la fase activa del conflicto, entonces estamos en control absoluto de la situación. Entonces somos capaces de recuperarnos de cualquier pánico o miedo, prevenir nuevos choques de conflicto Y nuevos síntomas, incluyendo nuevos cánceres. Libres del miedo, podemos concentrarnos completamente en la solución del conflicto.

 

Desde luego, no existe una respuesta general para como resolver un conflicto. La solución de cada conflicto depende siempre de las circunstancias individuales. Sin embargo una solución práctica es generalmente la mejor y la más duradera.

 

Debido a que los síntomas de curación son siempre proporcionales a la intensidad y duración de la fase activa del conflicto, debemos tratar siempre de resolver un conflicto tan pronto como sea posible.

 

Si un conflicto no puede resolverse debido a limitaciones o por su intensidad emocional, degradar el conflicto es un paso muy importante. La actividad del conflicto extrema que dura un largo periodo de tiempo agota al cuerpo de energía a un grado tal que el organismo se consume y el individuo muere de lo que se llama caquexia.

 

Reducir un conflicto intenso, por ejemplo, a través de encontrar soluciones parciales, un cambio de actitud, o distracción, también disminuye los síntomas en el nivel del órgano, digamos, como sería el tamaño de un tumor. Por lo tanto, una "masa de conflicto" degradada también provee mejores condiciones para entrar en la fase de curación. ¡Esta es la mejor medicina preventiva!

 

Durante la actividad de conflicto raramente se presentan síntomas físicos notables de "enfermedad". Cánceres que se desarrollan durante la primera fase, como el cáncer de pulmón, el cáncer glandular de mama, el cáncer de próstata, el cáncer de útero, el cáncer de colon, el cáncer de hígado, ó el de páncreas son usualmente detectados durante exámenes de revisión de rutina (pruebas de Antígeno Prostático Específico, mastografías, pruebas de Papanicolau, etc.), por medio de estrategias de "detección temprana", ó por exámenes médicos dirigidos a encontrar si el cáncer se ha "esparcido" (placas de rayos X de tórax, pruebas de densitometría ósea, escáneres de órganos, y todos los tipos de "-oscopias"). Sobra decir que estos procedimientos pueden disparar nuevos conflictos, como "conflictos de preocupación", de "miedo a morir", "de auto-devaluación ", de "resistencia", y parecidos, produciendo síntomas adicionales, incluyendo más cánceres.

 

 

 

 
 

 

No Pánico

Dr. HAMER: "En lo que se refiere al diagnóstico de cánceres, alrededor de un 40% de los exámenes de rutina revelan viejos tumores encapsulados, los cuales debieran ser dejados sin tocar. Si el diagnóstico ha causado cualquier conflicto como un miedo a morir o un "conflicto de auto-devaluación", entonces estos deben de ser tratados. En cualquier caso, nunca debe haber razón para caer en pánico o estar asustado de "células cancerosas metastásicas".

 
 

 

 

 

En la terapia de la GNM, en los que se refiere al tratamiento de síntomas de conflicto activo es de mayor importancia encontrar estrategias y formas de resolver el conflicto relacionado, y como segundo paso pero de igual importancia, prepararse para los síntomas de curación que ¡son predecibles! Entre más temprano aprendamos la GNM, estaremos mejor preparados para sanar. Cuando los síntomas de curación finalmente aparecen, no producirán ningún miedo ni pánico, sino que más bien serán bienvenidos con un sentimiento de alivio.

 

DURANTE LA FASE DE CURACIÓN

 

Poca energía, fatiga, dolores de cabeza, inflamación, dolor, aumento de volumen, fiebre, sudores nocturnos, pus, descargas y flujos (potencialmente mezclados con sangre), las llamadas "infecciones" y ciertos tipos de cáncer son síntomas típicos que indican que el conflicto relacionado ha sido resuelto y que el órgano ó tejido correspondiente está ahora cursando por el proceso natural de curación. Por lo tanto, la mayoría de las "enfermedades", incluyendo el cáncer intraductal de mama, el cáncer cervicouterino, el cáncer bronquial, ó el linfoma no Hodgkin, son tratados tanto por la medicina alopática como por la naturópata ¡cuando ya se encuentran en el proceso de curación!

 

Los tratamientos de quimio y radiación son ataques brutales y agresivos sobre un cuerpo que está tratando de sanar.

 

 

 

 
 

 

No Pánico

Dr. HAMER: "Si al paciente se le ha hecho consciente de todos los hechos, no necesita asustarse más por sus síntomas. Ahora puede aceptar estos completamente como los síntomas de curación que son, mismos que hasta entonces solo habían producido pánico y miedo. En la mayor parte de los casos, el episodio completo parará sin consecuencias serias."

 
 

 

 

 

Ser capaz de identificar y reconocer que síntomas muy específicos, incluyendo ciertos tipos de cáncer, se correlacionan con la solución de un conflicto muy particular, también previene de nuevos choques de conflicto y por lo tanto al desarrollo de síntomas adicionales. La medicina preventiva jamás pudo haber sido mejor.

 

Las personas que sufren y que aprenden sobre la GNM después de que han recibido un diagnóstico a menudo están en una posición desesperada, particularmente cuando han sido diagnosticados con cáncer. Asustados por una enfermedad "maligna" y con temor de que el cáncer pueda hacer "metástasis", se encuentran entre las doctrinas de la medicina oficial y los descubrimientos del Dr. Hamer que les aseguran que el cáncer siempre tiene un propósito biológico y que no hay razón para caer en pánico. Como lo pone el Dr. Hamer, "entonces ser lanzado hacia adelante y hacia atrás entre la esperanza y el pánico es una situación muy difícil para el paciente y es la causa de las peores complicaciones." El miedo produce estrés que es deletéreo para la curación. El miedo drena al cuerpo de su energía curativa. El pánico dispara nuevos conflictos y reacciones en el cuerpo, lo cual dificulta el proceso de curación. Una respuesta típica, por ejemplo, es la retención de agua como resultado de un "conflicto existencial" o "conflicto de hospitalización".

 

 

La Nueva Medicina Germánica es un nuevo paradigma de la medicina, pero también es un nuevo paradigma de consciencia. Es el darse cuenta de que nuestro organismo posee una creatividad inagotable y notables capacidades de autocuración. Es también el reconocimiento de que cada célula de nuestro cuerpo esta dotada de una sabiduría biológica que compartimos con todos los seres vivos.

 

Por generaciones, las autoridades médicas han esclavizado y aprisionado la mente humana con el miedo a las enfermedades. Las Cinco Leyes Biológicas nos permiten reconectar con la Naturaleza y recuperar nuestra confianza en su fuerza inteligente y creativa. Gracias a la inquebrantable integridad del Dr. Hamer y a su dedicada investigación durante las pasadas tres décadas, tenemos ahora la llave para volvernos libre de ese temor.

 

Ningún remedio ni artefacto en el mundo puede "remover" un conflicto. Resolver un conflicto es también un proceso de aprendizaje y nuestra oportunidad de crecer. La creencia de que podemos eludir esta oportunidad con remedios o aparatos de cualquier tipo esta encadenada a un paradigma que ignora el aspecto espiritual profundo de la sanación.

 

 

DR. HAMER: "Aquellos grupos e individuos que plagian y corrompen mis descubrimientos dicen que la GNM no puede ofrecer ninguna terapia. Ellos hacen a los pacientes, así como al público al alcance, creer falsamente que sus "terapias", sus "remedios", o sus "artefactos" son una forma de aplicar la Nueva Medicina Germánica. Esta decepción sirve a intereses personales y distrae a los pacientes de encontrar ayuda y sanar a través de la verdad de las Cinco Leyes Biológicas. En más del 90% de los casos, el cuerpo se cura solo."

 

Un médico con un verdadero entendimiento de la GNM honrará y respetará que el único y verdadero "sanador" es el paciente, el mismo que se está curando en ese momento.

 

Un médico con conocimiento profundo de la GNM sabe como apoyar el proceso curativo sin interferirlo ni producir ningún daño. Él o ella también estarán atentos de los riesgos ocasionados al resolver un conflicto muy intenso de forma muy rápida, y de que bajo ciertas circunstancias es imperativo NO resolver un conflicto de forma tal que se prevenga una crisis curativa muy difícil. Al entender el proceso completo, se pueden anticipar y revisar complicaciones potenciales antes de que estas se tornen críticas. Con la GNM, se puede planear una intervención moderada y suave para disminuir la intensidad de la fase de curación y facilitar los puntos difíciles, sin interrumpir el proceso de curación. Con el paciente y el médico trabajando juntos como facilitadores de la Naturaleza, el proceso de curación puede ser para ambos un proceso hermoso y de afirmación de la vida.

 

El apoyo y cuidado de la familia y amigos son, por sobretodo, el más preciado regalo que un ser querido pueda recibir durante este tiempo.

 

 

 

 
 

Al Dr. Hamer le gusta hablar de ...

 

"LA DANZA EN TORNO AL PACIENTE"

 

 El espíritu de la terapia de la GNM no podría describirse mejor

 
 

 

 

 

Debemos tener siempre en mente que todo en nuestro organismo ocurre simultáneamente y de forma sincrónica en tres niveles (psique, cerebro, órgano). Tanto en el cuerpo como en el relevo cerebral relacionado, el proceso de curación siempre corre en paralelo a la curación que ocurre en el nivel emocional y psicológico. Los tracks o pistas que disparan las recaídas en el conflicto necesitan ser identificadas de forma que se pueda completar plenamente el proceso de curación.

 

El "aclaramiento (clearing)" de las experiencias traumáticas (ver también nuestra Página de Advertencia) puede producir potencialmente el inicio de síntomas agudos de curación, con los correspondientes riesgos de presentar complicaciones serias, particularmente durante la crisis epileptoide. Lo mismo aplica para las técnicas usadas en Programación Neuro-Linguística. Cualquier método que tenga como objetivo desenterrar y re-vivir viejos traumas puede disparar recaídas emocionales, seguido de síntomas físicos relacionados con el conflicto, a menudo con la sorpresa de ambos, tanto el paciente como el terapeuta.

 

Los ejercicios de afirmación pueden mantener la memoria de un conflicto en particular (situación activa), llevando a condiciones crónicas o recurrentes. Un ejemplo: un hombre sufrió un DHS cuando su jefe le dijo que el ascenso laboral ansiado se le había dado a un colega y no a él. Una vez que él comenzó a acostumbrarse a la situación, desarrollo un cáncer de vejiga (el síntoma de curación de un conflicto de "no ser capaz de marcar el territorio ", involucrando el recubrimiento de la vejiga). Debido a su cáncer, él fue forzado a retirarse laboralmente antes de tiempo. Aunque ahora él estaba lejos del trabajo (el lugar donde ocurrió el "conflicto de marcaje territorial") y de su colega (el que invadió su "territorio"), el cáncer de vejiga se hizo "crónico". Resultó ser que los tracks o pistas, que mantuvieron al conflicto re-ocurriendo y por lo tanto prolongando la curación del cáncer, eran las afirmaciones en torno al colega que él practicaba varias veces durante el día.

 

Las Técnicas de Liberación Emocional (EFT) son un método que aparentemente alivia el estrés emocional la dar golpes suaves (tapping) en ciertos meridianos del cuerpo con las puntas de los dedos. Website de la comunidad EFT "Re: Ayuda para controlar el re-crecimiento de tumor cerebral benigno" es un ejemplo de como la Nueva Medicina Germánica®, incluyendo la Terapia de la GNM, puede llegar a distorsionarse como resultado de una mala interpretación de los descubrimientos del Dr. Hamer.

 

SOBRE LAS COMPLICACIONES

 

DR. HAMER: " Pueden aparecer varias complicaciones durante la fase de curación y el proceso de reparación, ambas tanto en el nivel cerebral como en el nivel del órgano. Durante la etapa vagotónica es completamente normal sentirse cansado y sin energía por varias semanas, e incluso meses como en el caso de una hepatitis.

 

Muchos pacientes que son capaces todavía de levantarse y sobrepasar su etapa de cáncer de conflicto activo (simpaticotonía), pueden llegar a sentirse tan cansados durante la subsiguiente fase de curación (vagotonía) que no pueden siquiera salir de la cama. Desde luego, ésta condición es de hecho un signo muy positivo e incluso es deseado como una de las condiciones más óptimas.

 

En esta etapa, todo está en el proceso de ser reparado. Ahora se cuida de cualquier "trabajo" previamente negado o hecho a un lado tanto en el cerebro como en el cuerpo. Por ejemplo, un absceso que ha sido mantenido a "fuego lento" ahora recrudecerá; cualquier sangrado, que hasta ese entonces había sido mantenido al mínimo debido a que los vasos sanguíneos se encontraban estrechos, ahora se incrementará y el peso que se había perdido ahora se recuperará. Finalmente,  pero no por eso menor en importancia, todos los "tumores malignos" ó necrosis se degradan ó se reparan con la ayuda de hongos ó bacterias.

 

Sin embargo, aunque estas respuestas deben de ser consideradas como normales y más aún deseables, también pueden resultar en complicaciones como hemorragias fuertes o compromisos de la función del órgano. Las complicaciones también se pueden presentar cuando un edema obstruye vías vitales, cuando un "carcinoma" bronquial (de hecho una atelectasia) compromete la función de los bronquios, o cuando piedras en la vesícula bloquean a los conductos biliares. Por ésta razón, es de la mayor importancia que las complicaciones nunca se subestimen.

 

Durante la fase de curación ocurren muchas complicaciones en el nivel cerebral, cuando el edema cerebral localizado produce aumento de la presión intra craneana, momento en el cual tenemos que hacer todo lo posible para evitar que el paciente caiga en un coma. En los casos menos severos es útil disminuir el edema en esta fase tomando café cargado o té, tomando fructosa de uva o Vitamina C,  poniendo compresas con hielo en la cabeza o dándose duchas frías. Las compresas frías aplicadas al "punto caliente" del cerebro son muy recomendables, especialmente en la noche. Los pacientes en fase de curación sufren más en la noche, refiriéndonos aproximadamente hasta alrededor de las 3 ó 4 de la mañana, cuando el organismo cambia al ritmo de día. Debe evitarse de forma absoluta la luz del sol en la cabeza, las vistas al sauna, y los baños calientes. Si se administran líquidos intravenosos durante esta fase crítica, la inflamación en el cerebro se incrementa, lo cual puede exacerbar la situación ya de por si peligrosa.

 

SOBRE LA CIRUGÍA

 

DR. HAMER: "se recomienda realizar alguna cirugía en un tumor si están afectados nervios vitales, arterias o vías de abastecimiento o eliminación, por ejemplo, en una obstrucción del tracto gastrointestinal, de los conductos biliares o de la traquea. Esto ocurre en un 15 a 20% de éstos cánceres, y son solo éstos caso en los que el tumor puede llevar a complicaciones. Los tumores encapsulados, que no pudieron ser degradados en el momento preciso debido a la ausencia de los microbios necesarios, podrán ser removidos quirúrgicamente si producen incomodidad al paciente. Sin embargo, el cirujano deberá remover tan solo la cantidad de tejido necesaria. Ya que los cánceres no  hacen "metástasis", no es requerido cortar más tejido del necesario incluyendo tejido sano."

 

SOBRE LAS MEDICINAS

 

DR. HAMER: "Como regla general, el uso de fármacos deberá ser considerado de forma cuidadosa y ser restringido a casos de emergencias. Ciertamente los medicamentos pueden aliviar, eliminar los síntomas o prevenir complicaciones que se presentan durante la fase de curación. Pero ningún medicamento y ninguna terapia en el mundo pueden curar de verdad una enfermedad. Solo el paciente puede "tratar" sus síntomas, porque ¡solamente él puede resolver su conflicto y solamente él puede entrar en la curación!"

 

En caso de que un medicamento pueda ser útil, incluyendo plantas y otros tipos de medicinas naturales así como también los suplementos dietéticos, éstos necesitan ser clasificados de acuerdo al patrón de las dos fases de cada SBS.

 

Un trabajador de la salud trabajando acorde con la GNM estará consceinte de que los medicamentos con cualidades simpaticotónicas aumentan los síntomas de conflicto activo y hacen lento el proceso de curación, mientras que los medicamentos con cualidades vagotónicas  hacen lo contrario.

 

 

Medicinas durante la fase activa de conflicto

 

DR. HAMER: "Durante la fase de conflicto activo, a un paciente se le deberán administrar, si acaso, medicamentos "vagotónicos", los cuales disminuyen el estado de estrés. Sin embargo, los sedantes y tranquilizantes tomados por largos periodos de tiempo, conllevan el riesgo de tornar un conflicto activo en un conflicto pendiente. También disminuyen drásticamente la motivación y la fuerza necesaria para resolver el conflicto. Durante éste periodo, tampoco se recomiendan mucho los agentes simpaticotónicos debido a que aumentan y prolongan los síntomas de conflicto activo, con consecuencias potencialmente serias para el paciente." 

 

Medicinas durante fase de curación

 

DR. HAMER: "los medicamentos durante la fase de curación no se requieren excepto en un 10% de los casos.

 

Los Antibióticos interrumpen o detienen por completo el proceso de reparación  de los microbios en un órgano que esta curándose.

 

La cortisona, los antihistamínicos, los fármacos anti inflamatorios, y los antibióticos  son todos medicamentos simpaticotónicos con un efecto estimulante. Si se administran durante la fase de curación, interrumpen y prolongan el proceso natural de curación y previenen una recuperación completa.

 

Sin embargo, los medicamentos simpaticotónicos son recomendados en el caso de presentarse una fase de curación intensa con complicaciones potencialmente serias, particularmente durante la crisis epileptoide. Debido a que el proceso de curación está siempre controlado desde el relevo cerebral relacionado con el órgano, los fármacos simpaticotónicos tienen el efecto de reducir el edema cerebral y consecuentemente los síntomas orgánicos. Aún así, es de la mayor importancia entender que los fármacos simpaticotónicos como la cortisona, aumentan la retención de líquidos si ésta estuviese presente ("Síndrome"), lo cual puede dar como resultado una situación peligrosa, ya que el líquido extra retenido también se retiene en el órgano que está en reparación produciendo aumento de la inflamación, del dolor y potencialmente de obstrucciones orgánicas que amenazan la vida, por ejemplo, en el colon o en los conductos biliares.

 

Los fármacos citoestáticos ("Quimio") son agentes simpaticotónicos venenosos. Éstos aceleran el crecimiento de tumores que se desarrollan en la fase de conflicto activo. También disminuyen la elasticidad del tejido cerebral involucrado durante el proceso de curación. Durante el curso de los tratamientos con quimio, el edema del cerebro se exprime y se expande de forma alternante. Eventualmente, este "efecto de acordeón" puede llevar al desgarramiento y ruptura del tejido cerebral con consecuencias serias.

 

Los tratamientos con radiación también tienen efectos citotóxicos. La radioactividad destruye células sanas del cuerpo, incluyendo a la médula ósea, en la que la sangre se produce. Si el organismo se las arregla para recuperarse entonces observamos la aparición de leucemia durante la fase de curación (justo como en el caso de un "conflicto de autodevaluación" que involucra a los huesos).

 

La morfina es un narcótico potente que pone al paciente que está en una profunda fase vagotónica, en una vagotonía todavía más profunda, haciendo que el edema cerebral aumente con el riesgo de que la presión cerebral pueda hacer que el paciente caiga en coma. ¡Una sola inyección de morfina administrada a un paciente que está en la fase más profunda de la vagotonía puede ser fatal! La morfina paraliza los intestinos y debilita la voluntad de vivir."

 

LA IMPORTANCIA DE UNA DIETA SALUDABLE

 

Dr. HAMER: "Un individuo que come adecuadamente es menos susceptible de sufrir conflictos biológicos. Eso es muy evidente. Eso es tan parecido a el porqué la gente rica no tiene tantos cánceres como la gente pobre, ya que la gente rica puede resolver muchos conflictos con el simple hecho de sacar su chequera y firmar un cheque. Pero prevenir un cáncer (ó cualquier otra enfermedad) a través de una dieta es imposible porque aún la gente con una dieta saludable no puede evitar que ocurran los conflictos. En la Naturaleza, el animal más fuerte y saludable sufrirá consecuentemente menos cánceres que aquel que está debilitado o es más viejo. Pero esto no significa necesariamente que ser viejo sea carcinogénico."

 

Sobra decir que una dieta saludable sea esencial para nuestro bienestar. Comer sanamente es particularmente importante cuando estamos cursando un "programa biológico" (SBS).

 

Durante la actividad de conflicto, el sistema digestivo funciona al mínimo para que el apetito sea usualmente bajo (Dr. Hamer: "¡un ciervo no puede recuperar su territorio con la barriga llena!"). Durante la fase de estrés los suplementos dietéticos pueden ser muy útiles ya que aumentan la energía y la fuerza necesarias para enfrentar un conflicto y resolverlo.

 

Al principio de la fase de curación, el apetito regresa. Es entonces cuando la comida se vuelve medicina de verdad. Cuando un órgano o tejido se encuentra en la etapa de reparación, el organismo necesita muchos nutrientes que apoyen al proceso de reestablecimiento. La energía que ganamos a través de una dieta saludable hace que la fase de curación sea mucho más fácil. De forma contraria, la comida que contiene toxinas (pesticidas, herbicidas, conservadores, aditivos y sustancias parecidas) disminuye la energía del cuerpo. Esto puede prolongar, y aún más, complicar el proceso de curación. 

 

Cuando reconocemos completamente que es la PSIQUE en donde comienzan las enfermedades y también en donde terminan, y que el cerebro funciona como el centro de control biológico de todos los procesos corporales, incluyendo a los cambios "patogénicos", entonces también aprendemos a entender que por si solos nuestra dieta o nuestros suplementos nutricionales no pueden curar una enfermedad. Desde luego una dieta sana, idealmente proveniente de fuentes orgánicas, acelerará ciertamente el proceso de reparación por ejemplo, de un cáncer que ya se encuentre curando.

 

Comer cantidades significativas de comida rica en proteína es de la mayor importancia particularmente durante la fase de curación de los tumores controlados desde el cerebro antiguo, tales como el cáncer de pulmón, de hígado, de colon, de páncreas o de glándula mamaria. Cuando las bacterias de la tuberculosis (TB) están en el proceso de descomposición de un cáncer, el cuerpo elimina junto con los remanentes del tumor una descarga que contiene grandes cantidades de proteína. Proveer proteína a través de alimentos ricos en ella puede salvar la vida. Las "dietas de jugos" ó de "comida cruda " durante ese periodo pueden generar serias complicaciones. Lo mismo ocurre en tal periodo en el caso de los ayunos.

 

Familiarizados con el patrón de las dos fases de cada "enfermedad", la calidad de la comida, plantas o suplementos dietéticos muestran una nueva óptica.

 

Por ejemplo, la vitamina C tiene una cualidad "simpaticotónica" y como tal, actúa como un estimulante. Esto explica porqué la vitamina C "trabaja" en un resfriado ó porqué ayuda a aliviar el dolor (un síntoma de curación vagotónico) si se administra de forma intravenosa. Tomada en cantidades excesivas durante la fase activa del conflicto, la vitamina C puede aumentar los síntomas, incluyendo el crecimiento de los tumores controlados desde el cerebro antiguo. Por otro lado, en la fase de curación, la vitamina C disminuye los síntomas de curación pero también prolonga la fase de reparación. Ésta puede ser una medida bienvenida para reducir los síntomas de curación que sean muy intensos (ver "sobre las medicinas" más arriba).

 

El café, así como la vitamina C, es también un estimulante. Es por eso que beber café alivia los dolores de cabeza (un síntoma vagotónico). Desde luego, tomar mucho café durante la fase activa del conflicto amplifica los síntomas relacionados, por ejemplo, la retención de líquidos y el sobrepeso relacionado con la retención de líquidos (producido por "conflictos de abandono o existenciales"). Esto también puede aplicarse a las bebidas con cafeína, las bebidas "energizantes" y a cualquier otro líquido estimulante.

 

Es innegable que la Nueva Medicina Germánica ofrece perspectivas nuevas y excitantes para los nutriólogos y los que trabajan con plantas y hierbas.

 

¿POR QUE NO SE ENSEÑA LA NUEVA MEDICINA GERMÁNICA EN LAS ESCUELAS Y FACULTADES DE MEDICINA?

 

 

 

En 1981, el Dr. Hamer presentó su descubrimiento de las "Cinco Leyes Biológicas de la Nueva Medicina" a la Universidad de Tübingen como tesis post-doctoral. A pesar de su obligación legal y de órdenes judiciales, tanto en 1986 como en 1994, la Facultad de Medicina de la Universidad rehusó evaluar los descubrimientos del Dr. Hamer. De hecho, en marzo 12 del 2008, el juez de la Corte Administrativa de Sigmaringen, en Alemania, estableció que la Universidad de Tübingen no está ya obligada a verificar la tesis del Dr. Hamer.

 

¡Esto es un caso sin precedentes en la historia de las Universidades!

 

Los múltiples intentos por abrir una clínica en donde los pacientes pudiesen ser tratados de acuerdo a los principios de la GNM, fueron interrumpidos a menudo por las autoridades. 

 

En 1985, el Dr. Hamer tuvo que cerrar su clínica de cáncer en Katzenelbogen, Alemania, debido a que su Nueva Medicina no estaba oficialmente reconocida.

 

Encabezado: "Hamer, doctor de cáncer acabado".

 

Texto: 70 pacientes tuvieron que dejar la clínica inmediatamente porque la policía los amenazó: "¡Aquellos que no se retiren voluntariamente serán arrestados!"

 

Texto debajo de la foto: "Con lágrimas en los ojos, el Dr. Hamer lleva a Bettina R. de 18 años de edad afuera de su clínica… Su padre: 'Hamer era nuestra última esperanza.'"

 

En 1986, una sentencia de la corte suspendió al Dr. Hamer de ejercer la medicina basada en que se éste rehusaba a renunciar a sus descubrimientos y no aceptaba los principios de la medicina oficial. El Dr Hamer perdió su licencia médica (aún cuando sus descubrimientos nunca han sido refutados). Sin una licencia médica y sin la aprobación de su tesis post-doctoral por parte de la Universdad de Tübingen, al Dr. Hamer no se le es permitido practicar la medicina ni enseñar a los estudiantes de medicina y a futuros médicos.

 

Como resultado de los concertados esfuerzos para suprimir los descubrimientos del Dr. Hamer, a los médicos así como también a la gente no se les ha dado la oportunidad de beneficiarse del conocimiento de la GNM, y ¡por casi 30 años a millones de pacientes se les ha sido negada la posibilidad de ser tratados de acuerdo a la Nueva Medicina Germánica con su aproximación humana y no invasiva"!

 

 

 

 
 

 

Hechos del Cáncer & la Guerra contra el Cáncer, 2009

 

"Mientras que no se ha encontrado la cura para el cáncer, los científicos tienen más confianza que nunca de que próximos avances en la detección y terapia del cáncer ya no están lejos, y que nos permitirán controlar la enfermedad de forma efectiva."

 
 

 

 

El sufrimiento producido a los pacientes y a sus seres queridos debidos a la censura de los decubrimientos del Dr. Hamer es inconmensurable.        

 

 

 

 

Nada en este sitio de internet pretende sustituir al consejo medico profesional. El clima legal actual no permite a (el/los) autor (es) ni tampoco al administrador del sitio de internet ofrecer ninguna clase de consejo médico relacionado con la GNM.


Tag(s) : #Dr.Hamer Ryke Geerd