Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Tamara de GH Cuenta su historia (Todo sobre Lupus segun hamer)

Hace casi 4 años y medio comenzó un camino muy difícil de transitar para mi familia y yo. Mis padres son personas que en la vida no tuvieron muchas oportunidades de ser felices (…). 

No entré a Gran Hermano por mí, lo hice sólo por mis padres, hace muchos años que no pienso en mí.

Cuando yo llegué a mi plena adolescencia, a eso de los quince años, empieza todo esto que hoy me da fuerzas para seguir viviendo. Mi mamá empieza a sufrir muchos malestares, que no se sabían explicar. Así estuvo muchos meses hasta que un día se despertó totalmente deforme, pero realmente sin exagerar: los labios hinchados para abajo que llegaban más abajo de mentón, los pómulos, enronchada entera, y picándole todo el cuerpo, sin contar ademas cómo lloraba de los nervios. Entonces, a la primera que despierta ese día es a mí: pegué un salto de la cama y lo desperté a mi papá, y en sólo unos minutos agarramos viaje para Jujuy capital, y ese mediodía le dan la noticia que tenía Lupus.

 

Después de haberle dicho que tenía hasta sida, porque nadie sabía y no podían entender qué era. Después de eso dijeron que habían tardado tanto en decile que tenía esa enfermedad porque no era muy común. Desde ahí comenzo mi compromiso por sacarla adelante.

Esta enfermedad, el Lupus, es una enfermedad mortal, o sea, no tiene cura. Ataca a las propias defensas, y a la vez tiene que tomar corticoides para evitar que avance la enfermedad, pero como ésta es una droga muy fuerte es como si a su vez la matara más por dentro, porque produce muchos efectos secundarios como hinchazón, retención de líquidos, problemas intestinales, mareos, bajas de presión y ataca el calcio de los huesos. Es decir, entonces que a su vez tiene que tomar muchísimas pastillas más para contrarestar esos efectos, entonces es por esto que siempre digo que a mi mamá me la están matando. Porque con tantas drogas en el cuerpo no hay día que la vea tranquila y sin que le duela algo. (…)

Mi mama por su enfermedad no puede estar trabajando de lo que trabaja, porque no puede estar en contacto con tantos niños, ya que no tiene las defensas necesarias para protegerse de las enfermedades que puedan a tener los niñitos. (…)

Sólo quiero que sepan algo muy importante: yo no entré a Gran Hermano por mí. (…)

Me costó mucho venir a escribir todo esto, pues trato muy pocas veces de pensar de vuelta todo lo que me pasa, casi siempre trato de luchar sin pensar porque me dobla en dos. Pero esta vez era necesario, porque Jesi me dijo que esto era parte de luchar por ellos, aunque me de mucha vergenza, porque no me gustaría que nadie se sienta on la obligación de ser parte ni por un segundo de todo lo que yo vengo cargando hace años. Pero lo escribó para aquel que realmente de todo corazón tiene ganas siquiera leyendo esto de acompañarme sólo por unos minutos.

Gracias, por estar siempre, los que me acompañan haciéndome el aguante como decimos en el norte je, y a los que se prenden hace poco u hoy también.”

Según la medicina convencional, el Lupus Eritematoso Sistémico o LES es un “trastorno autoinmunitario inflamatorio y crónico que puede afectar la piel, las articulaciones, los riñones y otros órganos“. Por transtorno autoinmunitario, la medicina convencional entiende aquella “afección que ocurre cuando el sistema inmunitario equivocadamente ataca y destruye tejido corporal sano. Hay más de 80 tipos diferentes de trastornos autoimmunitarios

Un breve reportaje sobre el LES, desde el punto de vista de la medicina convencional, puede verse en este video:

Sobre la causa de estos transtornos, y como es frecuente con la medicina convencional, no se conoce nada de forma concreta. Algunos han conjeturado que la infección, en especial por virus, puede dar lugar a este tipo de transtornos, pero tal hipótesis no ha podido ser confirmada.

En la NMG, se conoce que el LES es causado por la combinación de, al menos, 3 conflictos que aparecen simultáneamente:

1)Conflicto de desvalorización de sí mismo. Este conflicto afecta los huesos y las articulaciones, dependiendo del tipo de desvalorización concreta que sienta el paciente. Esto ocasiona los dolores e inflamación articulares típicas de los pacientes con LES.

2)Conflicto de desarraigo o de sentirse completamente solo y abandonado. Este conflicto afecta el riñón, provocando una retención de líquido y hinchazones en el cuerpo, interpretadas como nefritis lúpica cuando se presenta conjuntamente con los otros conflictos que dan lugar al lupus. Este conflicto, y sus continuas recidivas, puede dar lugar a una insuficiencia renal.

3)Conflicto de separación. Este conflicto afecta la piel, especialmente la epidermis, dando sus principales signos y síntomas en la fase de curación, ya que es en esa fase que se produce la edematización o hinchazon de la epidermis (la cual puede verse maginificada por la presencia del conflicto de desarraigo que potencia las inflamaciones, edemas e hinchazones). Esto ocasiona las típicas erupciones cutáneas del LES.

Algunas consideraciones adicionales a tener en cuenta:

a)Estos conflictos no excluyen la presencia de otros conflictos que se añadan al cuadro. Los conflictos añadidos provocarán alteraciones en los órganos correspondientes (ej: en los pulmones).

b)Los conflictos no están necesariamente todos activos al mismo tiempo, sino que algunos pueden estar activos en ciertos momentos y ser solucionados en otros. Lo que es común es que el paciente activa y soluciona continuamente todos o algunos de estos conflictos, y eso irá determinando el cuadro específico que presente el paciente. En algunos casos, coincide la solución temporal de todos estos conflictos, lo que ha dado lugar a que el LES se considere como una enfermedad que cursa con periodos de remisión. (Para una explicación de las remisiones según la NMG, remito al lector a este artículo)

c)Las complicaciones que algunas veces aparecen en el sistema nervioso central se debe a la edematización de los Focos de Hamer en fase de curación. Esta es también la causa de la fiebre y de los dolores de cabeza que presentan estos pacientes. En algunos casos, cuando el edema cerebral coincide con la fase activa del conflicto de desarraigo, pueden presentarse complicaciones serias porque la retención de líquido produce una edematización excesiva del Foco de Hamer, la cual puede poner en riesgo la vida del paciente durante la crisis epileptoide.

Aquí se incluyen entonces las llamadas manifestaciones neuropsiquiátricas del LES. Algunos pacientes experimentan también una sintomatología psiquiátrica, que es ocasionada por la combinación de conflictos (constelación esquizofrénica), o síntomas cerebrales normales durante la vagotonía que son interpretados erróneamente como alteraciones “psicológicas”, como en los casos de los llamados “transtornos del estado de ánimo” (una noción muy genérica en la que algunas veces se incluye, erróneamente, el decaimiento típico de un paciente que está en fuerte vagotonía y que presenta, por tanto, manifestaciones psicológicas secundarias).

d)Las alteraciones del sistema inmunitario son la consecuencia de la combinación de los conflictos antes mencionados, por lo que contituyen solo un mecanismo de acción o ejecución de la orden cerebral. Es decir, no son en sí mismo la causa última del transtorno, sino solo un fenómeno intermedio de la causa última (conflictos y orden cerebral) del LES.

Por este motivo, es que en el llamado Lupus eritematoso inducido por medicamentos, existe una sintomatología muy similar al LES (debido a que, por acción medicamentosa, se produce artificialmente una reacción de hipersensibilidad en el organismo a causa de la sustancia administrada), pero en estos casos la sintomatología del lupus desaperece cuando se suspende el medicamento que la causó. Es decir, suspendida la causa, el efecto desaparece. (Algo que no ocurre en el LES, donde al ser la causa la combinación de conflictos y la orden cerebral provenientes de los respectivos Focos de Hamer, la desaparición definitiva de los síntomas y la curación de la enfermedad solo puede lograrse con la solución definitiva de los conflictos biológicos; y no mediante la sola administración de medicamentos. Es por esto que, para la medicina convencional, “no existe cura para el lupus eritematoso sistémico y el tratamiento apunta hacia el control de los síntomas“)

El LES, como cualquier otra enfermedad, debe ser abordada tomando en cuenta los tres niveles de psique-cerebro-órgano. Un médico que conozca la NMG, podrá ir a la causa real del transtorno y prescribir el mejor tratamiento disponible, optimizando así las probabilidades de curar la enfermedad.

Tag(s) : #Dr.Hamer Ryke Geerd