Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

 

http://www.uruguayaldia.com/wp-content/uploads/2010/06/mujica_cristina_anchorenacolonia.jpg

Montevideo no autorizó la semana pasada el ingreso a puerto para aprovisionarse de víveres y combustible de la fragata británica "HMS Gloucester D-96", encargada de la custodia del archipiélago del Atlántico sur, cuya soberanía disputan Argentina y Gran Bretaña desde 1833.

Una alta fuente de la presidencia uruguaya que requirió el anonimato dijo a la AFP que "en momentos en que Uruguay está privilegiando sus relaciones regionales y en etapa de conclusión de un largo proceso de negociación con Argentina, autorizar la entrada de un buque británico artillado con destino a las Malvinas, podía ser interpretado como un gesto no amistoso".

Uruguay "sabía que podían haber alternativas de atraque para ese buque, pero además, transmitió explícitamente al gobierno británico esas consideraciones para que no crea que dicha actitud constituye una toma de distancia en sus relaciones bilaterales", precisó la misma fuente.

En efecto Mujica visitó al embajador del Reino Unido en Uruguay, Patrik Mulle, para explicarle los motivos de la negativa.

El presidente uruguayo dijo a su gabinete que "el tema se va a replantear en el futuro porque Inglaterra está realizando prospecciones petroleras en la zona", según trascendidos de prensa.

La actitud del gobierno uruguayo despertó inmediatos elogios de la presidenta argentina Cristina Kirchner, quien calificó el gesto como "una suerte de defensa conjunta de la región, porque (los británicos) vienen a depredar nuestros recursos naturales".

De su lado un portavoz del Foreign Office británico declaró el respeto de Gran Bretaña a la decisión adoptada por Uruguay. "Respetamos el derecho de Uruguay a tomar dicha decisión" y confirmó el retiro de la autorización diplomática para la escala portuaria de rutina.

En un mensaje dirigido a su par uruguayo, Kirchner afirmó: "Hoy puede ser petróleo, mañana puede ser la pesca. Hoy es Argentina, mañana puede ser Uruguay o cualquier otro país de América del Sur, cuando a ellos allá arriba les falte algo", según un texto difundido el miércoles por la presidencia argentina.

Se trata de la segunda vez que Uruguay impide que un barco británico atraque desde el fin de la guerra argentino-británica por las Malvinas en 1982.

En 2006, Buenos Aires solicitó a los países vecinos que no facilitaran el uso de puertos y aeropuertos a buques o aeronaves británicas con destino a las Malvinas.

En 2007, el gobierno uruguayo prohibió el acceso a la bahía de Montevideo a un barco británico, durante el gobierno de Tabaré Vázquez.

fragata-inglesa.jpg

Las relaciones entre Buenos Aires y Montevideo han mejorado en los últimos meses tras un prolongado conflicto bilateral, que estalló en 2004, por la instalación de una planta de celulosa sobre el río Uruguay, limítrofe entre ambos países.

Argentina quería el cierre de la planta argumentando que contaminaba al río y llevó su reclamo a la Corte Internacional de Justicia de La Haya, máxima instancia judicial de la ONU, que dictaminó en abril que podía seguir operando.

Tras el fallo, que coincidió con un cambio en la presidencia uruguaya -Mujica sustituyó a Tabaré Vázquez en marzo pasado-, ambos gobiernos se sentaron a negociar para resolver el diferendo y han multiplicado los gestos conciliadores.

La oposición uruguaya, sin embargo, no apreció el gesto de Mujica.

El ex presidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995), actual senador del opositor Partido Nacional (centroderecha), advirtió la necesidad de "distinguir el apoyo diplomático a Argentina en todas las instancias pacíficas y la solidaridad con su reclamo de soberanía, de la prestación de servicios portuarios".

El puerto de Montevideo, el más cercano al archipiélago sin contar los puertos de Argentina, donde su ingreso está vedado desde la guerra de 1982, "debería ser una escala natural para todas las embarcaciones que se dirijan o regresen de las Malvinas", apuntó Lacalle a la AFP.

 

terra.com.ar

Tag(s) : #Internacional