Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

ritos sin aceite, congelar sin frío, imprimir bombones u obtener huevos duros sin necesidad de hervirlos. La cocina moderna parece vivir desde hace varias décadas una auténtica revolución de la mano de los últimos avances en tecnología.

De la sartén de teflón al microondas que muchos hoy vemos como un electrodoméstico de lo más común, hemos pasado hoy a sistemas que permiten crear texturas imposibles y cocinar alimentos ensalzando su sabor o preservando su valor nutricional.

Química, física, ingeniería, informática se combinan no sólo para regocijo de la alta cocina, sino para beneficio de los ciudadanos de a pie que tarde o temprano van incorporando estas novedades en sus cocinas.

Conservar las vitaminas

"El consumidor tiene la posibilidad de consumir productos que hacía unos años no se podían consumir", dijo a BBC Mundo Íñigo Martínez, coordinador del área de Nuevas Tecnologías de AZTI-Tecnalia.

Pero más allá de espumas y emulsiones de sabores impensables, Martínez señala que una de las innovaciones más notorias es el uso de altas presiones en cocina.

Se trata de una técnica que consiste en ejercer sobre el alimento una presión de 10.000 bares, equivalente a diez toneladas por cada centímetro cuadrado del producto.

Ferran Adria

El catalán Ferràn Adrià ha sido uno de los principales propulsores de la llamada cocina molecular.

La presión se ejerce con agua y permite eliminar bacterias y microbios potencialmente dañinos sin necesidad de utilizar calor.

"Los productos pasteurizados sometidos a calor se ven alterados y ciertas vitaminas pueden desaparecer en el proceso. Esta tecnología hace que las vitaminas se preserven, dando lugar a un producto más seguro y de mejor calidad".

Adiós a las grasas

Otra tendencia destacada en cocina es la búsqueda de técnicas que permitan reducir el uso de grasas y por tanto el contenido calórico de los alimentos.

 

CONTINUAR LEYENDO AQUI

Tag(s) : #CIENCIA y TECNOLOGIA