Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

¿Se imagina un futuro en el que su médico sea una máquina? ¿O en el que se puedan imprimir riñones o huesos de repuesto? ¿Prótesis robóticas, celulares que controlan nuestros niveles de azúcar o realidad aumentada para detectar, por ejemplo, un cáncer de piel?

Aunque muchas de estas tecnologías están todavía en pañales, se sorprendería al saber cuán cerca estamos de emplear algunos de estos recursos en medicina y cómo éstos revolucionarán los tratamientos médicos en la próxima década.

En este artículo, BBC Mundo analiza algunos de ellos.

¿Adiós a los médicos... Humanos?

Algunos recordarán aquella máquina que escaneaba la salud de los protagonistas de Viaje a las estrellas. Fue precisamente al ver esta serie de ciencia ficción que a Walter Brouwer, uno de los fundadores de la compañía clic Scanadu, se inspiró para plantear la fabricación del Medical Tricorder

Estamos hablando de Inteligencia Artificial, toda esa serie de programas que piensan y llegan a conclusiones a partir del procesamiento y contraste de datos.

doctores

Programas de inteligencia artificial podrían sustituir a los médicos a la hora de controlar y tratar nuestros problemas de salud.

El concepto es elaborar un dispositivo capaz de obtener diversos datos del paciente (como la presión arterial o la presencia de infecciones a partir del análisis de la sangre o la saliva) y que a partir de ellos elabore un diagnóstico y diseñe un tratamiento.

La Fundación X-PRIZE propuso un premio de US$10 millones para quién desarrolle esta tecnología. Ya hay una decena de empresas trabajando en un modelo y el objetivo es que esté disponible comercialmente en tres o cinco años.

Por su parte, otros programas inteligentes como Siri de Apple y Watson de IBM ya se están incorporando al mundo de la medicina.

Combinados con los sistemas de computación en nube, pueden convertir nuestros celulares en médicos personales en potencia.

Imprimiendo riñones

Las impresoras 3D, cada vez más asequibles, van a dar mucho que hablar en muchas áreas, pero en medicina podrían ser particularmente revolucionarias.

Si un paciente ha perdido una pierna, estas máquinas podrían escanear el miembro seccionado y elaborar una prótesis que se ajuste a la medida y color de piel del paciente.

Pero el concepto va muchísimo más allá y podría poner fin al drama de aquellos pacientes que necesitan un transplante de órganos.

bioimprsora

Las bioimpresoras todavía son todavía experimentales pero podrían revolucionar el mundo del transplante de órganos.

La idea es sustituir la "tinta" que emplean estas máquinas por células madre para fabricar riñones, hígados o corazones, utilizando el ADN del paciente, lo que evitaría rechazos.

Estamos hablando de la bioimpresión y no es un concepto nuevo. Hace años que se viene planteando esta posibilidad, pero sólo recientemente parece estar, nunca mejor dicho, materializándose.

En marzo de 2011, el investigador Anthony Atala, del Instituto de Medicina regenerativa Wake Forest en Estados Unidos, sorprendió a un auditorio entero durante una conferencia al imprimir un riñón en vivo y en directo.

Cierto que el riñón no era funcional, pero estaba hecho de tejido humano.

Hospital líquido

No obstante, tal y como señaló a BBCMUndo Jorge Juan Fernández, director del área de EHealth y Salud 2.0 en el clic Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, España, "cabe diferenciar dos mundos".

"Una cosa es lo que pasa en los laboratorios, que están lejos de la práctica diaria, y otra lo que ya se está aplicando en los hospitales".

Fernández es impulsor del primer "hospital líquido" de España, proyecto que pretende que los hospitales trasciendan virtualmente sus muros para interactuar tanto con el paciente como con el resto de la comunidad médica.

 

 

Lea articulo completo

aqui bbcmundo

Tag(s) : #CIENCIA y TECNOLOGIA