Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Bien conocido en el mundo por ser, entre otros logros, el diseñador del automóvil de producción más veloz en la historia hasta el 2007 (Zonda F), el argentino radicado en Italia, Horacio Pagani, ha revolucionado la industria del automovilismo de alta gama con modelos que han ganado campeonatos mundiales (imposible no recordar las andanzas de Fangio) y otros tantos que han puesto de cabeza el diseño estético y aerodinámico en los superdeportivos. Luego de tener un 2011 prolífico con la producción de las variantes del modelo Zonda, un coche que rompió con esquemas de cualquier tipo y puso a la empresa homónima fundada por Pagani en lo más alto de la consideración de magnates, corredores profesionales y todo aquel que pudiera pagar más de 500.000 euros por un superdeportivo. Luego de un periodo de ocultismo y generación de expectativas, el sucesor del Zonda salió a las calles, y espera justificar su precio de 1 millón de euros con avances tecnología automotriz de punta y un aspecto imposible de ignorar. Con ustedes, el Pagani Huayra.

Hauyra es un nombre de origen Aymara, que remite al dios del viento y con este concepto es que Pagani desarrolla un superdeportivo que tiene la aerodinámica como uno de sus pilares. En lo que hace al exterior, el Pagani Huayra ofrece un respeto por las convenciones que su diseñador ha mantenido en sus dibujos anteriores, aunque hay cambios propios que hacen a este automóvil de una personalidad única. Una columna vertebral de carbono de titanio ligero, con faros de bi-xenon, puertas verticalmente retráctiles, como una metáfora de las alas de águila del dios del viento, una trompa o nariz corta y una altura de chasis más bien baja, que cierra una vista exterior que hiela por su belleza. En sus interiores, domina en Huayra un aspecto que contraste con el exterior por completo, ya que el marrón característico del futurismo western se manifiesta en apliques tipo steampunk en todo el panel frontal, tomando control de la palanca de cambios y los asientos.

El Pagani Hauyra por dentro. Steampunk a 300 kmh.
Le falta volar al Huayra. Las alas ya las tiene.
El Pagani Hauyra por dentro. Steampunk a 300 kmh.  
Le falta volar al Huayra. Las alas ya las tiene.  

En lo que hace a su potencia, Pagani Hauyra posee un motor V12 de doble turbo sosteniendo firmemente el control de 700 caballos de fuerza y logrando un torque de 1000nm que, según referencias de los creadores, rompen un poco con el silencioso andar. Pero aclaran que ni aun acercándose a las 230 mph (370 km/h) que marca su velocímetro en las fotos, se le hace cosquillas a la respuesta en conducción. Por supuesto, esto habrá que comprobarlo y de por sí ya resulta un poco ilógico, porque el agarre del coche sufre, por más mínimas que sean, consecuencias innegables a esa velocidad. En cuanto a personalización y optimización, Huayra también incluye 4 aletas ajustables para modificar aspectos de la aerodinámica de fábrica según condiciones climáticas, y su alerón trasero, como es común en estos modelos, es regulable. Por último, vale decir que de este modelo sólo se fabricarán 20 por año, por lo que si tienes 1 millón de euros disponibles, ve haciendo el trámite. Pero si no los tienes, siempre puedes decir que pasas de este coche porque... no tiene Facebook integrado.

 

 

 

 


 

Neoteo.com

Tag(s) : #internet