Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

 

Viene de

Desmienten teoria de Pasteur

 

 

 

 

LA ENFERMEDAD DEL GUSANO DE SEDA:

¡OTRO ROBO!  

  Entre 1855 y 1865 una epidemia extendida entre gusanos de seda llamada pebrine alarmó al sur de Francia, tanto para que finalmente, en 1865, atrajo la atención nacional.

  Pronto el Profesor Bechamp, en 1865, inició el estudio de esta epidemia completamente de su propio bolsillo y sin ayuda de otros, y rápidamente encontró la causa : un pequeño parásito.  

  Su larga experiencia con los micro-organismos y la manera en que la creosota había inhibido su crecimiento en su Experimento Beacon de 1854 y 1855, en seguida le ayudó entender el proceso. Por eso  pudo declarar en ese mismo año de la enfermedad parasitaria ante la Sociedad Agrícola de Herault que el vapor diluido de la creosota prevendría el ataque del parásito. 

  Sin embargo, entretanto, el Gobierno había mostrado interés por el asunto, y en junio 1865 envió a Pasteur a investigar la enfermedad. 

  Pasteur, con el prestigio de ser representante oficial del gobierno, pudo centrar toda la atención en su propio trabajo, despreciando el trabajo de otros, aunque admitió que nunca había tocado un gusano de seda antes de esta misión. No obstante, el hecho de que se estaba haciendo algo oficial  hizo que las sociedades agrícolas debieran esperar su veredicto, en lugar de aplicar en seguida las ideas del Profesor Bechamp  

  La primera declaración de Pasteur en su nuevo asunto fue en septiembre1865 , cuando publicó una descripción muy errónea, diciendo:

 "Los corpúsculos encontrados no son animales ni vegetales, sino mas o menos análogos a las células cancerosas o a las de la tuberculosis pulmonar. Desde el punto de vista de una clasificación metódica, ellos deben ponerse al lado de los glóbulos de pus, o de los glóbulos de sangre, mejor aún, de gránulos de almidón, que al lado de infusorios o mohos Es el crisálida en lugar del gusano al que debe intentar someterse a los remedios apropiados".

Esta descripción muestra que él no tenía ninguna concepción de la naturaleza real del problema. El comentario de Bechamp fue:

"De manera que este químico que está ocupándose con la fermentación no ha decidido si se trata o no de un fermento".

 Pasteur, durante ese tiempo, abandonó su trabajo debido a las muertes de su padre y de dos de sus hijas, y antes de retirarse, estuvo una semana en el Palacio de Compiegne como  invitado de Napoléon III.

  En febrero de 1866, Pasteur retomó  los problemas de los gusanos de seda y tuvo la ayuda  de varios hábiles científicos franceses aunque hicieron un progreso muy pequeño.

  Entretanto, Bechamp había hecho otros estudios sobre el pebrine, y envió un estudio titulado “Sobre la Inocuidad de los Vapores de Creosota en la  Crianza de los Gusanos de Seda” a la Academia de Ciencia. 

  En este artículo Bechamp repitió las declaraciones que había hecho antes a la Sociedad Agrícola de Herault y agregó esto:

 "La enfermedad es parasitaria. El germen del Pebrine viene del aire y ataca los gusanos en su salida al exterior.  En una palabra,  la enfermedad, no es principalmente constitucional".

 Él describió el proceso en el que los huevos o semillas de la seda se introducen en un ambiente cerrado sometido al vapor de la creosota dejando los huevos completamente libres del pebrine. Usó una cantidad  tan pequeña de creosota que sus métodos eran comercialmente prácticos. 

  Sin embargo, Pasteur no había encontrado la verdadera causa del problema todavía. Envió un estudio titulado “Los Nuevos Estudios en la Enfermedad de Gusanos de Seda” a la Academia en el que dijo:

 "Me inclino a creer que no hay ninguna enfermedad real en los gusanos de seda. No me puedo explicar esta enfermedad mas que comparándola con los efectos de la tisis pulmonar. Mis observaciones de este año me han fortificado en la opinión de que estos pequeños organismos no son ni animáculos  ni plantas criptógamas. Me parece que es principalmente el tejido celular de todos los órganos transformándose o produciendo  esos corpúsculos ".

Pero de nuevo él supuso mal, y ni él ni todos sus ayudantes pudieron demostrar estas falsas  declaraciones.  Pasteur tomó de un manotazo el estudio de Bechamp diciendo:

"Uno estaría tentado a creer, por  el parecido de los corpúsculos a las esporas de mucorina, que un parásito había invadido las nidadas de crisálidas. ¡Ése sería un error".

Bechamp ya había demostrado más allá de toda duda que no era nada más que un parásito! Posiblemente, los celos hicieron que Pasteur adoptara una opinión contraria 

¡Pasteur, al parecer, no abandonó su idea de "generación espontánea" hasta los años 1862 o 1864, y desde entonces, había atribuido todas las señales de fermentación, y toda la enfermedad, a los gérmenes aerotransportados, aunque negaba que esta enfermedad fuera parasitaria! ¡Y después de que los estudios de Bechamp lo demostraron! Bechamp le contestó en un estudio titulado “Investigaciones de la Naturaleza de la Enfermedad Real de Gusanos de Seda” que contenían más pruebas de su naturaleza parasítica. Él dijo que el corpúsculo vibrante:

"... no es una producción patológica, algo análogo a un glóbulo de pus o una célula de cáncer, o al tubérculo pulmonar, sino  claramente una célula de naturaleza vegetal"

En otro estudio Bechamp describió experimentos que demostraron  que el corpúsculo era un fermento organizado que modificaba el azúcar, y producía alcohol, ácido acético,  etc, 

Este estudio pareció convencer a Pasteur que Bechamp tenía razón, pero empezó a exigir para sí mismo todo el crédito de las ideas de Bechamp en las enfermedades del gusano de seda en una carta en enero de 1867 escrita a Durny, el Ministro de Instrucción Pública.

Bechamp proporcionó todavía un recuento más completo de su descubrimiento que la Academia imprimió el 29 de abril de 1867, y el mismo problema contenía una carta de Pasteur a Dumas, fechado el 24 de abril en que él expresó los pesares por sus "errores" y prometió un pronto estudio con una historia completa de la enfermedad.

El 13 de mayo de 1867, Bechamp envió una carta al Presidente de la Academia de Ciencia que señalaba los errores de Pasteur y pidiendo el reconocimiento de la prioridad de sus propios descubrimientos con respecto a las enfermedades de gusano de seda. También envió otra carta titulada  “Los Nuevos Hechos para Ayudar la Historia de la Enfermedad Real de Gusanos de Seda y la Naturaleza de los Corpúsculos Vibrantes”.

En esta carta describió los corpúsculos como aerotransportados  y también refirió una segunda enfermedad del gusano de seda diferente del pebrine que él llamó el flacherie, y sobre la que había publicado un folleto privadamente, el 11 de abril de 1867.

Entretanto Bechamp también había enviado varios informes sobre  diversos organismos microscópicos, más o menos destacando el conocimiento en este asunto; uno de los cuales era un estudio general del desarrollo bacteriano de su microzimas.

En el estudio titulado “Sobre la Enfermedad de Microzimas de Gusanos de Seda”,  Bechamp dio una descripción completa de esta segunda enfermedad llamada la flacherie. Esto se publicó el 8 de junio de 1868, y en junio 24 Pasteur escribió a Dumas reclamando haber sido el primero en descubrir esta segunda enfermedad y exigiendo que se imprimiera una nota en la que constara que el había enviado a la Sociedad Agrícola de Alais el 1 de junio (como los archivos entonces no tenían ninguna prueba de la demanda de Pasteur a esto).

Bechamp contestó esta demanda en una nota titulada “Sobre la Enfermedad de los Microzimas de Gusanos de Seda”, con respecto a una reciente comunicación de Pasteur que se publicó en 13 de julio de 1867 en que él se refirió a su folleto del 11 de abril de 1867 (revisado y reimpreso el 28 de marzo de 1868) y sus informes del 13 de mayo y el de 10 de junio de 1867 de todos que eran anteriores a cualquier publicación Pasteur! Sin embargo, Pasteur usó su prestigio como representante Gubernamental para involucrar a otros a participar en su apoyo, y él fue  finalmente ampliamente reconocido. Las demandas de Bechamp acerca de los descubrimientos sobre las enfermedades del gusano de seda fueron ignoradas. La mayoría los que sabían que las demandas de Pasteur eran falsas tuvieron miedo de oponerse a cualquiera que fuera tan cercano a Napoléon III, y a quién tenía tanto apoyo oficial como Pasteur.

¡En su libro sobre las enfermedades de los gusanos de seda, Pasteur toma todo el crédito para sí  de estos descubrimientos, y muestra cuan ignorante del asunto es todavía, ridiculizando las declaraciones de Bechamp de que la creosota era un preventivo¡

La Srta. Hume dice que los miembros de la Academia le pidieron al Profesor Bechamp que dejara de hacer  uso de la palabra microzima, e incluso abandonara su trabajo!  

En su libro "Cazadores de Microbios" Paul de Kruif da una versión ligeramente diferente del trabajo de Pasteur sobre los gusanos de seda. El dice que Dumas su viejo profesor recurrió  a Pasteur para ayudar a los granjeros de la seda del Sur de Francia. Pasteur quien veneraba a Dumas, pensó en ayudar a su pobre y viejo profesor pero como? Es dudoso que Pasteur pudiera haber conocido los gusanos de seda. En verdad, cuando por primera vez le dieron un capullo de seda para examinarlo el lo llevó a su oreja, lo agitó y gritó: Porque hay algo adentro? (p.91) De Kruif también atribuye el descubrimiento del pebrine a Gernez uno de sus asistentes y dice :

"Gernez apresuró a Pasteur. Esto está resuelto. Los pequeños glóbulos están vivos, son parásitos. Ellos son los que enferman al gusano”.

 Esto fue seis meses antes que Gernez convenciera a Pasteur pero cuando al fin entendió atacó su trabajo y llamó al comité en pleno. " 

  “Los pequeños corpúsculos no sólo son una señal de la enfermedad, ellos son su causa. Estos glóbulos están vivos, ellos multiplican'" (p.95.)

 Es extraño que con la disputa entre Bechamp y Pasteur sobre quién había descubierto el pebrine como una enfermedad parasítica, Gernez no hubiera  hablado de sus propias demandas en la materia - posiblemente otro trabajo era más importante. 

  Claramente Paul de Kruif no miró bastante lejos; ¡el nombre de Bechamp, el más grande de todos, y el único 'cazador' del microbio que realmente entendió su verdadero lugar en la naturaleza, no apareció en absoluto en su libro los "Cazadores de Microbio"! A pesar de todos sus errores en el trabajo sobre el gusano de seda y debido a su alta posición y el favoritismo real, Pasteur fue nombrado para aplicar las medidas de lucha contra este parásito, y claro no adoptó el método de Bechamp.

  El doctor A. Lateud, una vez editor del Periódico de Medicina de París, consideró que en 1850 Francia había producido 30 millones de kilogramos de capullos, y su rendimiento había bajado a 15 millones de kilogramos en 1866 debido a la epidemia, después de los métodos de Pasteur de prevención la producción se encogió a 8 millones de kilogramos en 1873 y luego bajó a 2 millones de kilogramos en los años subsecuentes 

  Él continuó:

 "¡Ésa es la manera en que Pasteur salvó a la sericultura! La reputación que él todavía conserva a este respeto entre los ignorantes y cegatones se ha creado solo por medio de las afirmaciones inexactas; - por los vendedores de semillas microscópicas del sistema de Pasteur quien ha logrado grandes beneficios por parte de los cultivadores; con la complicidad de las Academias y los cuerpos públicos que, sin ninguna investigación, responden las quejas de los cultivadores: ¡' Pero la sericultura se ha salvado! ¡Haga uso del sistema Pasteur! ' Sin embargo, todos no están dispuestos a emplear un sistema que consiste enriquecerse a sí mismo a costa de la ruina de los otros".

 ¡Es aterrador que frente a  semejante fracaso - y después de que Bechamp había mostrado cómo prevenir estas enfermedades  la reputación de Pasteur no se comprometió en un escándalo público! El favor real y de las academias y los cuerpos públicos lo protegieron de esto.

PASTEUR TAMBIEN UN IMITADOR: LA ANTISEPSIA  

  Mientras que muchos de los contemporáneos de Pasteur deben de haber conocido sus plagios del trabajo de Bechamp, ellos probablemente se acobardaron en silencio, o fueron sacados de la prensa por las tácticas intimidatorias de Pasteur, y por su prestigio, no sólo a la vista  pública y con la realeza, sino también con "las academias y los cuerpos públicos" a los que Lateud se refiere. 

  La señorita Hume continúa mostrando que su tratamiento para la rabia y su suero para el ántrax fueron otros fraudes y fracasos colosales, como se mostrará en Capítulo Ocho, y discute otros plagios de parte de Pasteur, pero no parece necesario entrar en todas estas materias aquí. Hemos visto mucha evidencia de incompetencia y de fraude para dudar siempre de cualquier declaración que lleve su firma, pero hay un aspecto más de su trabajo que merece la pena. 

  Algunos años después de los eventos que hemos descrito, el Dr M. L. Leverson, M.D., Ph.D., M.A., médico americano, descubrió algunos de las escritos de Bechamp en Nueva York e inmediatamente comprendió que ellos se anticiparon a Pasteur en ciertos puntos importantes. Leverson fue a Francia,  habló con el Profesor Bechamp, y se dio cuenta de la historia del plagio, desde entonces hizo hecho un gran esfuerzo para valorar el trabajo de Bechamp frente a la atención pública 

  ¡Él fue uno de los primeros en los Estados Unidos en reconocer la prioridad de Bechamp con respecto a la mayoría de los descubrimientos acreditados a Pasteur, y en una conferencia titulada “Pasteur el Plagiario”, dada en el Hotel  Claridges, de Londres, el 25 de mayo de 1911, definió la demanda a la prioridad de Bechamp, y agregó que Pasteur había falsificado deliberadamente un informe importante! Él dijo en parte:

 "Los plagios de Pasteur de los descubrimientos de Bechamp, y de los colaboradores de Bechamp, recorren  toda la vida y el trabajo de Pasteur , excepto la cristalografía que puede o no haber sido suya. Yo no he investigado esa parte de su carrera, ni siento algún interés en eso. Los perfiles de algunos de estos plagios, aunque pueden demostrarse claramente, son algo intrincados, para este informe; pero hay uno sobre la demanda de  Pasteur de haber descubierto la causa de la enfermedad del gusano de seda que puede verificar cualquiera  que sea capaz de leer francés. Es lo siguiente":

Después de describir algo del material que hemos cubierto en el Capítulo 5, él continúa:

"Pero yo tengo un todavía el más grave y más sorprendente cargo contra Pasteur como un supuesto hombre de ciencia. 

  La fanfarronada científica  qué rápidamente “los hombres de ciencia” aceptaron con sus fábulas, en una voluminosa memoria sin ningún valor (publicado en los Anales de Química y Física 3ª S., Vol. LVIII), se encuentra en la página 381 una sección titulada “La Producción de Levadura en un Medio Formado de Azúcar,  Sal de Amoníaco y de Fosfatos”. 

 El objeto real, aunque no reconocido, del informe era hacer creer que Pasteur, y no Bechamp, fue el primero en producir un fermento en un medio  fermentativo sin materia albuminoide. Que conste, y oro por lo que digo - el supuesto experimento descrito era un simulacro- puramente y simplemente un simulacro. ¡No puede producirse levadura bajo esas condiciones! Si aquellos de mis oidores o cualquier otro médico que tienen un poco de conocimiento de química fisiológica se tomaran el trabajo de leer esta sección de la memoria de Pasteur con atención, verá que la levadura no puede producirse, y él puede demostrarlo haciendo el experimento descrito.

  Ahora, esta memoria demuestra que Pasteur era tan ignorante en química fisiológica que creía que la levadura podía producirse así, o él estaba tan seguro de la ignorante confianza de la profesión médica en él, que creyó que podía convencerlos a través de la disuasión. Yo creo que esta exposición que estoy haciendo sobre la ignorancia y deshonestidad de Pasteur llevará a una reconsideración seria de todo su trabajo.

  Fue Bechamp quien descubrió y expuso la teoría de la antisepsia que Pasteur logró que se le  atribuyera a él. En su 'Los Estudios sobre la Fermentación',  Pasteur publicó una carta de Lord  Lister, entonces el cirujano Lister, en la cual ese caballero indica que él aprendió los principios de la antisepsia de Pasteur. No dudo de esta declaración del noble señor, pero además de aceptar  al señor Lister como un hombre de veracidad, les daré una razón adicional para aceptar esa declaración.

 

La Equivocación de Lister

 “Cuando el señor Lister empezó sus operaciones antisépticas, estas tuvieron buen éxito, pero después de unos días sus pacientes sucumbieron al ácido fénico o al envenenamiento mercúrico, de ahí nació el repugnante chiste médico 'La operación fue un éxito, pero el paciente murió. ' El señor Lister, aunque un cirujano muy experimentado y, creo, con grandes poderes de observación, había establecido la técnica de sus operaciones bajo las enseñanzas de un hombre que había plagiado el descubrimiento sin entender el principio en que estaba basado. Lister usó dosis de ácido fénico que, al ser colocadas sobre una herida abierta o al inhalada por un paciente era letal. Pero, gracias a sus observaciones cuidadosas, él gradualmente redujo la cantidad de este ácido o sublimado de mercurio, hasta que por fin ' sus operaciones tuvieron el éxito y los pacientes vivieron, ' como hubiera sido desde el principio, si hubiera obtenido su conocimiento de los principios de antisepsia de su descubridor que le habría advertido sobre las dosis diminutas de ácido fénico en lugar de su plagiario que no sabía por qué la dosis debe limitarse así.”

  Del perfil que he dado ahora, usted puede formarse una idea de la ignorancia del hombre a quien , por más de treinta años, la medicina oficial ha estado rindiéndole culto como a un dios. Pero ésta es sólo una pequeña parte de la picardía perpetrada.  La terapéutica, en lugar de hacer un progreso durante los últimos treinta o cuarenta años,  ha retrocedido temerosamente, y la profesión médica está hoy a mi juicio, en una condición más degradada que en cualquier otro momento de su historia. Sé que al principio sus mentes se rebelarán contra esta declaración, pero algunos hechos demostrarán a cada mente poseída de sentido común que es verdad.

 

 El Peligro de la Inoculación.

Después de discutir la práctica de la medicina en el pasado se dice que desde los días de Jenner y Pasteur el esfuerzo moderno es hacer enfermar bien, él dice de las inoculaciones:

"Cuando una droga se administra por boca, como fuera hermosamente señalado por  Garth Wilkinson, desciende lo largo del tubo digestivo y  encuentra una serie de laboratorios químicos, en los qué se analiza, se sintetiza, y se excreta la materia nociva, y finalmente excretada, o puede arrojarse del estómago, o inactivada por un antídoto. Pero cuando la piel, es violada, y la droga puesta  bajo la piel, la línea de defensa de la naturaleza se retira  y raramente se puede hacer algo para impedir o prevenir la acción de la droga, no importa cuan dañina , o fatal puede ser.”

  Todos los médicos son incompetentes para prever esta acción o para impedirla. Incluso se ha conocido que el agua pura puede actuar como un violento veneno cuando se  inyecta en el torrente sanguíneo. Cuánto más peligroso será entonces, inyectar venenos conocidos como tales, ya sea  modificados de manera imaginativa de moda entre viviseccionistas o de cualquier otra manera. Estas simples reflexiones muestran que la inoculación debe considerarse como una negligencia sólo tolerada en caso de peligro extremo cuando el médico educado no ve ninguna otra oportunidad de salvar la vida.

 

 El Fetiche de Teoría de Germen

 Ahora la compulsión de estas inoculaciones en los individuos por la ley es uno de las peores  tiranías imaginables, y debe resistirse, incluso hasta la muerte del oficial que está forzándolo. Las personas anglo parlantes necesitan tener los ideales de libertad frescos  por el estudio de la historia de Wat Tyler que encabezó una de las rebeliones más justificadas en la historia y aunque fue alevosamente asesinado por el entonces Alcalde de Londres; debe mantenerse su ejemplo a todos nuestros niños para imitación.

 " Toda la fábrica de la teoría del germen se basa en asunciones que no sólo no se han demostrado, sino que son imposibles de probar, y puede demostrarse que muchas de ellas son un retroceso de la verdad. ¡La más básica de estas asunciones no probadas, acreditada  en su forma presente totalmente a Pasteur, es la hipótesis de que todos los trastornos infecciosos y contagiosos son causados por gérmenes, cada enfermedad que tiene su propio germen específico, que los gérmenes han existido en el aire desde el principio de las cosas, y que aunque el cuerpo esta cerrado  a estos gérmenes patógenos cuando en la salud buena, cuando disminuye la vitalidad el organismo se hace susceptible a sus invasiones ".

 Estoy de acuerdo con la declaración del doctor Leverson en que

 "el avasallamiento de estas inoculaciones en los individuos por la ley es una de las peores tiranías imaginable, e incluso debe resistirse hasta la muerte del oficial que está dándolo a la fuerza".

 Fuertes palabras, pero completamente en derecho! El Profesor F. W. Newman de la Universidad de Oxford ha dicho:

 "Contra el cuerpo de un hombre sano el Parlamento no  tiene ningún derecho de asalto cualquier sea la pretensión de la salud pública; menos aun contra el cuerpo de un infante.

 Prohibir la salud perfecta es una maldad tiránica, así como prohibir castidad o la sobriedad. Ningún legislador  puede tener este derecho. La ley es una usurpación insoportable, y crea el derecho de resistencia". Blackstone dice: "Ninguna ley puede constreñir lo humano atacando el cuerpo o violando la conciencia". En el caso de la Unión la Vía Férrea del Pacífico contra Botsford, la corte suprema de los Estados Unidos dijo:

"... ningún derecho es más sagrado o más cuidadosamente defendido que el de cada individuo a la posesión y control de su propia persona, libre de todo el refrenamiento o interferencia de otros, a menos que haya una clara e incuestionada  autoridad de la ley”.

  Como dijo el Juez Cooley:

 "Puede decirse que el derecho de la persona de uno es un derecho de completa inmunidad; a ser dejado tranquilo. (Cooley en Entuertos 29) "La inviolabilidad de la persona es tan invadida por un despojo compulsivo como por un soplo. Obligar a cualquiera, y sobre todo a una mujer, a desnudarse y someter el cuerpo al toque de un extraño, sin autoridad legal, es una indignidad, un ataque, y una invasión".

 (141 EE.UU. 250) En 1903 el Juez Woodward de la Corte de apelación Nueva York dijo en el caso de Viemeister: "Puede concederse que la legislatura no tiene ningún derecho constitucional para obligar a cualquier persona a la vacunación". (84 NEW YORK Supp. 712) en la Corte Suprema del Condado de Columbia, New York, en 1910, el  Juez Le Boeuf, en el segunda prueba del caso de Bolinger, instruyó al jurado como sigue:

"Ahora he cobrado el ataque que existe por la vacunación obligada, es decir, contra la voluntad del hombre, que usted debe considerar. Y la razón de esto es: Este hombre, a los ojos de la ley, así como usted y yo y todos nosotros en esta sala del tribunal, tiene el derecho a ser dejado tranquilo. Todos nosotros tenemos el derecho a la libertad de nuestras personas y esa libertad no puede invadirse ilegalmente. Ése es un gran derecho. Es uno de los derechos más importantes que  nosotros tenemos".

Creo estas citas de documentos judiciales indican claramente que cualquiera tiene derecho a proteger a él o su familia de los acosos de A.M.A. por cualquier medio que puede estar disponible, y con el uso de la fuerza que sea necesaria, incluso, como el  Dr Leverson dice, "con la muerte del oficial que está forzándolo".  

Los doctores no dejarán semejante práctica lucrativa de buena gana como el uso de biológicos, y los padres y el público deben hacer algo que detener este envenenamiento de la sangre. ¿Qué será? Yo he visto una niña que al vacunarse e ir a la escuela, ha desarrollado lesiones en las válvulas del corazón y dado que el problema del corazón se presentó dos años después, ni  sus padres, ni sus condiscípulos, ni su maestro, ni incluso su doctor vio alguna conexión entre la vacunación, y las válvulas del corazón dañadas- pero había una conexión - vea mi folleto “Los Llamados Biológicos han Creado una Nueva Forma de Enfermedad del Corazón”.

Y se causan miles de tales muertes todos los años. ¿Qué vamos hacer para detenerlo? En toda la historia de la humanidad, la única respuesta adecuada a la tiranía ha sido la muerte al tirano; y A.M.A y su secuaces han sido tiránicos en sus esfuerzos por  vender los biológicos de sus secreciones animales durante muchos años. Creo que si estos esfuerzos a la coerción o las leyes compulsivas por forzar el uso de cualquier clase de "pruebas" biológicas  llevarán a problemas serios. 

Cuando mostramos en este libro, que el trasfondo de la "teoría del germen" es un fraude, y todo lo basado en él también es fraudulento, y debe prohibirse por ley; y cuando el público comprenda  totalmente que el uso de esas invenciones es un fraude colosal, usted ni siquiera podrá encarcelar a un hombre por disparar a un doctor que intenta vacunar, o inocular a sus niños. 

Ya definiremos un método seguro de controlar las infecciones.

El doctor Leverson continúa describiendo la enfermedad como el esfuerzo de la naturaleza por eliminar los desechos y los tejidos enfermos debido a pautas equivocadas de vida y de dieta; y promueve el aire fresco, la mejor higiene, la ropa adecuada para el uso cotidiano, y el estudio científico de la dieta como soluciones reales; él cree que el comer en exceso causa "un enorme número de enfermedades" 

Todas estas ideas llevarían indudablemente a una mejor salud y una la vida más larga que  a través de la serología.

Hace más de 30 años que el doctor Leverson expresó la esperanza de que su "exposición" llevaría a un serio reparo del trabajo de Pasteur, que debe hacerse por alguien que entiende la química fisiológica.

¡Siento lo que el parece pensar - que  la mente alopática difícilmente emprenderá tan importante trabajo !  

 

¿ SON DAÑINOS LOS BIOLOGICOS?  

 El 11 Informe del Funcionario Médico del Concejo Privado de Inglaterra (1868) contiene un reporte del doctor  Burdon Sanderson titulado "Sobre la Inoculabilidad y el Desarrollo de Tubérculos" (p.91). En él describe los experimentos que él hizo demostrando que la tuberculosis siguió a menudo a la inoculación de animales con varios productos (principalmente biológicos), de fuentes no tuberculosas, y que incluso una herida podría contaminarse por la tuberculosis.

  Él dice en parte (p.92):

 "Los hechos por los  que yo había concluido que la tuberculosis puede originarse traumáticamente, aunque muy limitados en número, era tan positivos en naturaleza que me aventuré a declarar que los resultados de la inoculación de la tuberculosis ya no podían considerarse como necesariamente dependientes de cualquier propiedad o acción que poseyera  el material inoculado en virtud de que ha sido tomado de un individuo tuberculoso. La verdad de esta inferencia ha sido ahora completamente establecida por los experimentos de dos de los observadores más competentes, el doctor Wilson Fox Profesor de Medicina Clínica del Colegio  Universitario y el doctor Cohnheim de Berlín. El siguiente párrafo contiene un resumen de sus resultados más valiosos y que ellos llegaron de forma en totalmente  independientemente a las mismas conclusiones.”

  Del resumen tabular de los experimentos del doctor Fox  (número 117 ) aparece que de 70 animales inoculados con varios productos derivados de los cuerpos de pacientes no-tuberculosos, alrededor de la mitad (34) desarrolló tuberculosis. Además, se inocularon cinco animales con el músculo infectado pero originalmente sano, y cuatro de ellos desarrollaron la enfermedad, esto se encontró cuando ellos se sacrificaron en periodos de 84 a 122 días después de la inoculación. De siete animales en los que se que se introdujeron setons u otros irritantes mecánicos bajo la piel, dos adquirieron la tuberculosis. Esta investigación, no menos notable para la exactitud e integridad de los detalles anatómicos, que por la conclusividad de los experimentos, fue seguida por otro en Berlín que aunque de naturaleza similar, parece por la evidencia anterior haber sido dirigido en entera ignorancia del hecho que algunas de las preguntas investigadas ya habían sido completamente fijadas en Inglaterra.

  Los doctores  Cohnheim y Frankel, para establecer si los tubérculos artificiales debían su origen a un virus específico, introdujeron en las cavidades peritoneales de los cerdos de Guinea varias porciones de tumores (el carcinoma, sarcoma, el condiloma, etc.), así como las porciones  sanas pero en parte descompuestas de tejido. Como consecuencia ellos emplearon de la misma manera una variedad de substancias inertes insolubles como charpie, la gutapercha, el caucho, la vulcanita etc. En los animales que sobrevivieron los efectos inmediatos de la lesión, tarde o temprano sobrevino la emaciación y los animales murieron con tuberculosis peritoneal, del hígado, bazo, pulmones, o de  otros órganos, las apariencias mórbidas que corresponden en cada aspecto con aquellos descritos en mi último informe.

  Hasta ahora ya los dos distinguidos patólogos citados han estado totalmente de acuerdo conmigo. El doctor Fox dice:

 "Debo confesar sentirme escéptico como todos al principio en este asunto, la fuerza cumulativa de la evidencia en favor de la naturaleza tuberculosa de estos crecimientos me parece irresistible. Estamos tratando con el tubérculo o tenemos ante nosotros una hasta ahora nueva enfermedad constitucional desconocida del roedor, consistente en crecimientos que, al ojo desnudo y en su histología, se corresponde con todos los rasgos esenciales de tubérculo en el hombre; qué no sólo ocurre en los órganos que son los sitios escogidos de tubérculo en el hombre, sino también en las mismas partes de esos órganos; qué tiene los mismos caracteres vitales, y los mismos cambios caseosos degenerativos tempranos, sin  supuración ni  reblandecimiento agudo, y sin los marcados caracteres suficiente para distinguirlos del tubérculo".

 Cohnheim dice

 "Todas los signos que caracteriza al tubérculo están presentes; la semejanza del producto de inoculación con el tubérculo miliar humano no podría ser más completo que lo que es, si se considera su distribución extendida y la gran variedad de órganos afectada, (el peritoneo, la pleura, los pulmones, el hígado, el bazo, las glándulas linfáticas, e incluso la coroides), o a sus caracteres macroscópicos y microscópicos. '"

 Gould, en la segunda edición de su Enciclopedia de bolsillo de Medicina y Cirugía describe la tuberculosis miliar aguda como:

 "¿Una forma aguda y rápida de tuberculosis que generalmente ocurre en las personas menores de 15 años de edad y en la qué los bacilos tuberculosos se diseminan rápidamente a través del cuerpo. La duración es de 2 a 4 semanas y la terminación es fatal".

 ¿No son las personas menores de 15 los mejores clientes de los llamados biológicos ? ¿Y no hace esto "la diseminación rápida a través del cuerpo" parezca notablemente similar a la descripción de Kruif de la manera en qué los gérmenes tuberculosos de Koch se extendieron a través de sus animales? La señorita. Hume dice en “Bechamp o Pasteur”:

 "..es notable que ni Pasteur ni ninguno de sus sucesores ha elevado alguna vez una queja  por la inoculación de bacterias llevadas por el aire, sino sólo por las inyecciones de fuentes corporales".

 Creo esto sería una gran parte de nuestra "tuberculosis miliar" en las personas menores de 15; ¡indudablemente siguió la inyección de algún biológico! ¡Y la descripción de la srta. Hume incluiría todo los biológicos de cada descripción! El doctor Sanderson continúa:

 "Mis nuevas preguntas me llevan creer, en primer lugar que estos caracteres más generalmente pertenecen mucho a los crecimientos tuberculosos que yo había supuesto al principio; ¡y secundariamente, que esos tejidos normales que los poseen son mucho más propensos a convertirse en un asiento de proceso tuberculoso ".

 Esta probablemente es la evidencia más llamativa que casi cualquier clase de inoculación puede causar: la tuberculosis en el animal inoculado, y es razonable deducir de esto que las mismas inoculaciones no-tuberculosas causarían la tuberculosis en el hombre, cualquier hombre, y con toda la probabilidad, de cualquier producto biológico en absoluto! ¡Todavía el ignorante doctor vacunador nos dirá que estos productos son absolutamente seguros!

 

 ¡LA TUBERCULINA ES UN FRAUDE

El artículo anterior que desde el día que fue impreso debe  haber detenido el uso de todos los biológicos para siempre en los humanos, se publicó hace más de 20 años antes de Robert Koch de Berlín sacara su Tuberculina, (en 1890), lo que probó tan terrible fracaso ! ¡El “Zoofilista” de mayo 1 de 1891 reportó 123 muertes casos seleccionados  en Berlín de noviembre del 1890 a febrero de 1891 qué hizo que Koch se  "cayera de la nube", pero él no renunció hasta que el gobierno lo cerró a debido a la terrible proporción de muertes ! El doctor  Paul de Kruif describe este trabajo de Koch sobre el germen de la tuberculosis en un  lenguaje bastante pavoroso, aunque los recientes esfuerzos por producir un suero para tuberculosis parece justificar sus palabras. Acerca de la búsqueda del microbio de Koch el dijo : "Ya lo tengo"! él susurró, y llamó al ocupado Loeffler y al fiel Gaffhy para espiar otros microbios. 

  "¡Mira," gritó Koch , "una pequeña mancha de tubérculo que puse hace seis semanas en esta bestia - no podría tener más de unos centenares de esos bacilos en ese momento pero ahora han crecido por billones! ¡Qué diablillos que son esos gérmenes - desde ese un lugar en la ingle del cerdo han crecido furtivamente por todas partes en su cuerpo, lo han roído, han pasado a las paredes de sus arterias... la sangre los ha llevado a sus huesos .y hasta la esquina más lejana de su cerebro..."

  Lea eso cuando su niño le traiga de la escuela la tarjeta de permiso para inocularle ese mismo material en su sangre, y rompa la tarjeta! Él dice que Koch encontró y cultivó diferentes familias de estos mortales gérmenes . ¡Creo que por lo menos, por las normas de los doctores habría sido necesario tener 43 diferentes sueros para inmunizar a uno contra todas las 43 familias, y estas probablemente no son todas las variedades de gérmenes de la tuberculosis! Sin embargo, Paul de Kruif habla sobre la tuberculina con una brevedad asombrosa, considerado el espacio dado a otras materias que eran de menos importancia. Él dice apologéticamente:

 "... él era enormemente respetado, y contra su propio juicio estaba intentando convencerse que había descubierto una cura para la tuberculosis. Las autoridades (los científicos tienen  razón de vez en cuando al maldecir a las autoridades, no importa cuan benévolas sean) lo estaban presionando: Lo hemos bañado en medallas, microscopios y cerdos de Guinea - arriésguese ahora y denos una gran cura, para la gloria de la patria, como Pasteur hizo para gloria de Francia! Este era el ominoso  material que Koch siempre estaba oyendo. ¿Él se arriesgó por fin, y quién puede culparlo, qué hombre puede permanecer centrado en su propia tarea de estudiar los microbios con gobiernos que gritan por un lugar bajo el sol - o con las madres suplicando? ¡Así que Koch escuchó y preparó su propio desastre hablando al mundo sobre su tuberculina"

 Y aquí Kruif cambia el asunto muy abruptamente! En página 299 él se refiere de nuevo a él, discutiendo la malaria, como sigue:

 "...decano de los cazadores de microbios del mundo, Zar de la Ciencia (su corona sólo estaba un poco golpeada) Koch había venido a Italia para demostrar que los mosquitos llevan la malaria de un hombre a otro;  era un sumamente gruñón, callado, e inquieto ahora; triste debido al fracaso de su cura de la tuberculosis (qué mató un número considerable de personas).. Así que Koch fue de un extremo del mundo al otro, ofreciendo conquistar las plagas pero realmente sin éxito".

 Ni sus éxitos están en el uso de sueros, ni hay probabilidades de éxito en esa dirección, como esperamos mostrar.

 ¡J.W. Browne,  LICENCIADO EN FILOSOFÍA Y LETRAS, M.B., Superindente Médico del Sanatorio de Kalyra, Australia Sur, cita a Koch al efecto que mientras una inyección de tuberculina en una persona saludable probablemente iniciará una lesión tuberculosa, una inyección en cualquiera ya infectado neutralizará o matará la primera infección, sin hacer algo más! ¡Note que él admite que causa lesiones tuberculosas en el sujeto sano! ¡Por lo tanto es mejor que usted sepa bien si tiene la tuberculosis o no, antes de recibirla! Sin embargo, esta característica reversible de enfermar al sano, y sanar al enfermo, sólo existió en la imaginación de Koch, como se indica en su propio trabajo. ¡Cualquiera con semejante creencia debe asegurarse con cuidado de dar tal material solo a las personas tuberculosas, pero aquellos que lo recibieron murieron tan rápido que el gobierno tuvieron que cerrarlo! A propósito, varios ganaderos han argumentado durante muchos años que convirtió en tuberculoso al ganado sano. 

  El Dr Browne dice:

 "Hasta ahora se han preparado y descrito más de doscientas formas diferentes de tuberculina.  La clave del asunto es que nadie ha podido todavía repetir el experimento de Koch con éxito” 

  No hay ninguna evidencia fuera de la de Koch en favor de la tuberculina como cura terapéutica para la tuberculosis en los cerdos, los terneros, o el hombre. Nadie mas que Koch ha podido curar un cerdo infectado por el uso de tuberculina de cualquier clase o descripción. Koch, como Shera dice, era un optimista; según él no había ninguna manera de que la tuberculina pudiera hacer daño. Aunque ejércitos de  personas murieron prematuramente en sus manos el pensaba que . nunca hubo una vacuna comercial como ésta.

  La tuberculina, dice, Shera no debería estar dentro del rango de terapia vacunal. 

  Cualquier buen resultado imputado a la tuberculina debe de haber ocurrido a pesar de ella, pues sus virtudes se fundan en experimentos que no pueden repetirse.

  Los doctores  Petroff y Branch, en una discusión sobre la B.C.G., la vacuna usada en los niños, hallaron que la tuberculina parece extender la tuberculosis en aquellos que la tienen latente o tienen la forma benigna.

  También note que la tuberculina parecía extender la tuberculosis en las pruebas en ganado como hizo en los experimentos en los humanos. Ellos dicen:

 "Tzekhnovitzer decía que los cerdos de Guinea se vuelven muy sensibles a la tuberculina después del tratamiento con B.C.G.. El 70 por ciento de aquellos se infectó oralmente y 45 por ciento por vía subcutánea.  

 

 LA INMUNIDAD EN ANIMALES VACUNADOS CON B.C.G 

Guerin, Richart y Bossiera estudiaron un número grande de reses en una granja. En esta finca en 1915 en una manada de 67 cabezas, el 47 por ciento reaccionó positivamente a la prueba de tuberculina. Año tras año, los animales positivos fueron sacrificados. En 1918, el 38 por ciento era todavía positivo a la prueba de tuberculina. En 1920, el número de reactivos era el 41.7 por ciento. 

La vacunación del ganado recién nacido empezó el 1 de enero de 1921. En 1922, un año después de la vacunación, 20 reses dieron una reacción positiva y otros 9 muy sospechosa, o sea un 45 por ciento de las 64 cabezas. Muchos de estos animales fueron vacunados y se revacunaron. ¡En 1923 allí permanecían  26 de los animales de los años 1919-1920, todos con una reacción positiva a la tuberculina ". Note que después de que el 47% se sacrificó en 1915, todos los animales daban la prueba positiva en los años siguientes, el 38% eran tuberculosos en 1918, y un total de esos animales que permanecieron entre 1919 y 20 en el grupo vacunado dieron un  test positivo. Esto o era indudablemente debido a las vacunas usadas o a las  pruebas mismas lo que confirma las opiniones de las autoridades citadas arriba! ¿Podía un lechero podría sobrevivir a semejante pérdida? Ellos continúan:

"Entretanto, la segunda generación de estos animales vacunados fue revacunada, y la vacunación se repitió cada año.. no hay ningún registro de cuántas  cabezas vacunadas se infectaron, cuando se omitieron las pruebas de la tuberculina por sugerencia de Calmette, ya que el creía que era dudosa.”

  Además si en el ganado vacunado ha tenido lugar una implantación de organismos virulentos, estableciendo sólo una tuberculosis benigna, la tuberculina administrada pueden provocar una violenta reacción alérgica que disemina los organismos nocivos. En semejante evento, la enfermedad progresiva puede seguir.

  Gradualmente el animal se vuelve resistente a este organismo particular. Sin embargo, en cuanto un nuevo organismo se introduce en la manada, la ocurrencia de la enfermedad es mucho más marcada que antes . Ellos no mencionan el hecho que esas "implantaciones" también pueden ocurrir en un niño; ni se percataron que estas cepas pueden entrar a través de un cambio de germen en la vacuna, pero así fue el caso, cuando yo lo demostré en la “Mutación del Germen” (ahora fuera de impresión).

  Como ocurrió con la fiebre española, en la guerra que fue meramente una mutación del germen de la tifoidea en las vacunas usadas contra esta enfermedad y la paratifoidea, cada vacuna puede producir nuevas formas de germen que, como se ha anotado anteriormente, pueda desencadenar una enfermedad mucho más severa.

  Por esto es qué teníamos la epidemia de la gripe de 1918, con la más alta tasa de muertes en los registros. Por esta razón Koch tuvo tantas muertes, y también por esto los grandes aumentos en las tasas de muerte de otras enfermedades como se indica en el capítulo 9.

  Koch encontró 43 variedades o cepas de tuberculosis y hay probablemente tantas cepas de cualquier otra enfermedad. La misma multiplicidad de estas variedades, y la facilidad con que puede ocurrir la modificación en los estantes o en los tejidos, es razón fundamental por la qué nunca pueden usarse con éxito los biológicos. 

  F. Loehnis, biólogo de la tierra, y N. R. Smith, del Departamento Americano de Agricultura, han discutido esta variabilidad de los gérmenes y concluyen que cualquier germen puede estropearse en un fluido filtrable y entonces pueden desarrollar nuevas formas que pueden ser sumamente diferentes del germen original, sus nuevas características dependen principalmente de su ambiente. Ellos creen que este cambio sigue de forma constante en todos los grupos de gérmenes. Siempre están formándose nuevas cepas que  son más virulentas que las viejas. 

  Los doctores que Petroff y Branch agregan:

 "Parece que a pesar de las vacunaciones con B.C.G., y de las medidas sociológicas, la implantación con tubérculos violento ha tenido lugar”

  Lakhms de Lituania, estudiando a 472 infantes vacunados, obtuvo en los informes 10 veces más reacciones positivas en los niños vacunados que en los no vacunados. El hecho real fue que esa tuberculina nunca tuvo algún valor diagnóstico. No se ofreció como prueba en animales hasta que  fracasó como cura en los humanos e hizo que el gobierno alemán prohibiera su uso; en otras palabras los fabricantes descubrieron o inventaron este nuevo uso para conservar un mercado. Los tests en ganado se saltaron la prohibición y  la mala -reputación como terapia curativa, y así continuaron  las ganancias que fueron lo único para lo que fue buena.

  Lea el recuento del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos sobre las  pruebas en animales infectados con la enfermedad de los cascos-y-boca por las vacunas, en el Capítulo 8.

  En “Sobre el ayuno y la Correcta Dieta del Hombre”, “El Test de la Tuberculina un Fraude” (fuera de impresión), “Inmunidad” (también fuera de impresión), y “Curas sin Drogas”, doy evidencia adicional acerca del fraude del uso de tuberculina, absolutamente inútil, y que los más recientes sueros no son nada bueno.  

  lea mas

Ultima parte

Lea articulo original

 

 Parte 3 Teoria de pasteur "Desmentida"

Desmienten  es Falsa"Parte1

 

Tag(s) : #SALUD