Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog


Grave denuncia al programa “Cuestión de peso”

El primer ganador de este programa hizo una denuncia por un supuesto “abandono de persona”.

Grave denuncia al programa "Cuestión de peso"

Maximiliano Oliva.

viernes, 12 de noviembre de 2010

La revista Paparazzi publicó una grave denuncia. La de Maximiliano Oliva, el primer ganador de “Cuestión de peso”. El hombre bajó 100 kilos, luego vino una operación que le empeoró su situación. Dice él que buscó ayuda en la Clínica de Cormillot y que lo abandonaron.

Oliva ingresó al programa gracias a su madre quien envió una carta a Endemol. El programa le cambió la vida. “Antes, desayunaba una docena y media de facturas. En la clínica del Dr. Alberto Cormillot, eran dos tostadas. ¡Lo sufrí un montón!”, relató el participante a Paparazzi.

En el 2007 Andrea Politti lo anunció como el ganador. Todo era perfecto hasta que ”Cuestión de peso” le ofreció operar sus piernas para reconstruirlas. Sobre la médica y la cirugía comentó: “Y me hizo cualquier cosa…”, se lamenta Oliva.

Oliva dijo: “La cirujana me extirpó ocho kilos de piel, pero me colocó unos 200 puntos de sutura cuando me había prometido una decena”.

“Esa operación me marcó. Dejé de cumplir la dieta: me había cansado de la lechuga, el tomate, la milanesa de soja, comer siempre lo mismo”, sigue su relato. Luego las cosas empeoraron aún más. El hombre fue a la clínica de Cormillot a pedir ayuda.

Oliva relata que en el sitio le dijeron que no encontraban su historia clínica. “Necesitaba internarme: era el único modo de adelgazar”. Este año pudo ingresar. “Me cambiaban de habitación cada dos días, a propósito, para que me fuera. La médica me decía que debía bajar un kilo por día, por norma, porque si no iban a echarme. Y lo hicieron. ¡Si pagaba los 24.000 pesos que cuesta la internación, me dejaban ahí, aunque subiera un kilo por día!”.

“Ante la falta de respuestas, le inicié una demanda a Endemol y la clínica de Cormillot por daños y perjuicios, lucro cesante y abandono de persona. Si estoy cinco minutos parado, me duelen las rodillas; si camino dos cuadras, me quedo sin aire. Solo, no puedo adelgazar. Esto es una enfermedad. Yo como por comer, no por hambre. Tengo algo acá en la cabeza que todo el tiempo me dice: ‘Tenés que ir a comer eso…’. No me deja en paz. Todos los días me miro al espejo y sé que cada vez estoy peor. No me gusta lo que soy. Paso todo el día acá, con mi hija, cuidándola como puedo, encerrado en esto. Y se te pasa todo por la cabeza… Me siento abandonado y defraudado. Y ya está. Llega un momento que uno se resigna”, finaliza su relato con Paparazzi.

http://www.losandes.com.ar/notas/2010/11/12/grave-denuncia-programa-cuestion-peso-526855.asp

Tag(s) : #esoterismo