Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

 

Tus videos, en la Web

Además del archifamoso YouTube existen muchos otros servicios para compartir nuestras producciones multimedia. Vimeo, DailyMotion, Qik, Ustream y más

Sábado 23 de octubre de 2010 | Publicado en edición impresa 

Tus videos, en la Web
Foto SIMON CHAVEZ

 

Cuando se habla de videos en línea se piensa casi automáticamente en YouTube, el sitio de Google, que en mayo último superó los 2000 millones de reproducciones de video al día, y al que se suben 24 horas de video cada minuto desde todo el mundo.

Pero aunque es el más popular, Google no es el único servicio en su tipo. De hecho, cada vez hay más alternativas para compartir un video en línea. Como siempre, la gran virtud de estos servicios es que son gratis.

Al igual que YouTube, Vimeo ( www.vimeo.com ), DailyMotion ( www.dailymotion.com ) y Veoh ( www.veoh.com ), entre muchos otros, permiten subir videos propios y compartirlos con el mundo.

Lo mismo que con YouTube, el proceso es muy sencillo; basta con elegir el archivo (AVI, MP4 o en alguno de los otros formatos admitidos por cada servicio), subirlo (con paciencia) y luego elegir un título, una descripción y, eventualmente, etiquetas para su mejor clasificación, además de ponerlo público o privado, por supuesto. Y todos permiten embeber el video en un blog o mostrarlo en Twitter y Facebook.

En Wikipedia ( http://en.wikipedia.org/wiki/Comparison_of_video_services ) hay una comparación de los diversos formatos de video que admiten estos servicios.

Vimeo está orientado a entusiastas del cine y el video, realizadores profesionales y demás, aunque cualquiera puede usarlo. Tiene un plan gratis, con un límite de 500 MB por semana para subir, y uno pago. Una de sus virtudes es que permite ponerle contraseña a un video, para tener un mejor control sobre quién accede a qué video.

DailyMotion, por su parte, admite videos de hasta 20 minutos, e integra herramientas para crear un videowall de hasta 81 videos en la Web, y permite generar videos a partir de una serie de fotos (como si fuera una presentación), etcétera.

Pero probablemente el más completo de todos sea Blip.tv, que permite automatizar la republicación simultánea de un video en varios servicios, incluidos YouTube, Facebook, iTunes, por ejemplo.

E incluye herramientas para monetizar los videos, como se dice en la jerga informática (recibir dinero por la visualización de publicidad durante la reproducción de los videos). Otro servicio para subir un video a varios servicios al mismo tiempo, pero que no ofrece almacenamiento en sí mismo, es Pikchur ( www.pikchur.com ).

A propósito de este tema, YouTube lanzó recientemente una versión específica para la Argentina ( www.youtube.com.ar ), que simplifica este proceso (ver www.lanacion.com.ar/1302523 ). Los contenidos disponibles en esta versión son los mismos que los del .com , pero se da prioridad a los videos subidos desde nuestro país o en español.

Otra alternativa es Twitvid ( www.twitvid.com ) para compartir videos por Twitter.

Albumes de fotos renovados

Para quienes buscan algo más íntimo, los servicios de almacenamiento de fotos en línea pueden ser una buena alternativa. Hace rato que Flickr ( www.flickr.com ), Picasa ( http://picasaweb.google.com ) y Photobucket ( www.photobucket.com ), entre otros, permiten mezclar fotografías y videos en sus álbumes. Por supuesto, esto puede hacerse con Facebook.

El método es idéntico al de YouTube y el resto, aunque no es obligatorio completar la misma cantidad de información en estos videos; es muy sencillo definir que sean privados, o sólo accesibles para unos pocos usuarios que seleccionemos.

Edición casera de videos

Por supuesto, cualquier cámara capaz de grabar video sirve, ya sea la del móvil, una webcam, una cámara fotográfica o una de video. Una vez que se haya transferido el archivo a la PC habrá que editarlo, si es necesario, para luego subirlo a Internet.

Hoy es posible hacerlo con archivos de alta definición (1280 x 720 pixeles por cuadro, por ejemplo), pero esto genera archivos de mayor tamaño, que tardarán mucho más en transferirse a los servidores online.

Como regla general, y salvo algunos abonos que ofrecen los proveedores de acceso a Internet nacionales, la tasa de transferencia para enviar datos en una conexión de banda ancha es un octavo de la de subida: si tenemos una conexión hogareña de 2 mbps, no será posible enviar datos a más de 256 kbps (32 KB por segundo).

Para editar los videos y quitar segundos que sobran se puede apelar a software gratis como el Windows Live Movie Maker ( http://explore.live.com/windows-live-movie-maker ), del que recientemente se publicó la versión 2011, que ha mejorado mucho respecto de ediciones anteriores, y que entre otras cosas permite subir videos a YouTube y Facebook directamente.

También pueden ser útiles aplicaciones como VirtualDub ( www.virtualdub.com ), FreeVideoCutter ( www.freevideocutter.com ) o AviDemux ( http://avidemux.sourceforge.net ), entre muchísimas otras. Los usuarios de Linux pueden apelar a Pitivi ( www.pitivi.org ) y los de Mac, a iMovie . En mayo último explicamos los rudimentos para editar video en casa (ver www.lanacion.com.ar/1261864 ).

El video en vivo

Pero YouTube y demás funcionan, sobre todo, como puntos para compartir videos con el mundo entero, crear un canal en el que listar varios videos y generar una comunidad a partir de ellos. El usuario NigaHiga , por ejemplo, tiene 2,7 millones de suscriptores a su canal de videos humorísticos en inglés de YouTube ( www.youtube.com/user/nigahiga ).

Quienes busquen una forma de llevar sus videos al mundo, ya sean grabados o -sobre todo- estén en vivo, pueden apelar a varios servicios, como Justin.tv ( www.justin.tv ), Ustream ( www.ustream.tv ), BlogTV ( www.blogtv.com ), Kyte ( www.kyte.com ) o Stickam ( www.stickam.com ), entre muchos otros; basta con tener una webcam, una conexión de banda ancha y algo para contarle al mundo.

Si no estamos frente a la PC no hay problema: hace un par de años, con la popularización de las conexiones 3G en telefonía móvil y los smartphones de precio accesible surgieron varias aplicaciones que permiten transmitir video en vivo desde el celular; los servicios pioneros y más sofisticados son Qik ( www.qik.com ) y Flixwagon ( www.flixwagon.com ).

En todos los casos, al crear el video se generará una URL (un dominio al estilo www.servicio.com/usuariox ) para compartir por e-mail, Twitter, mensajero instantáneo, etcétera.

En este caso se dependerá de que la conexión 3G o Wi-Fi sea buena, y que lo que se está registrando esté bien iluminado, para ofrecer un canal de video en vivo desde cualquier parte del mundo.

Qik, además, permite realizar videoconferencias entre móviles con Android (se necesita una cámara frontal en el equipo, por supuesto). Mientras FaceTime hace lo propio para dispositivos de Apple, hay otras alternativas multiplataforma, como Tango o Knocking Live , ambos para Android e iOS (se descargan de las respectivas tiendas de aplicaciones), o el primero en ofrecer este servicio, Fring ( www.fring.com ), disponible para Symbian, Android e iOS.

Por último, la última versión de Skype ( www.skype.com ) para PC permite hacer videoconferencias de hasta 10 personas. No es la audiencia de YouTube, pero para muchos alcanza.

Ricardo Sametband

nacion.com

Tag(s) : #internet