Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Como y por qué se produce
Un terremoto se produce por un movimiento de las placas tectónicas de la Tierra, es decir cuando éstas chocan entre sí. Las zonas más propensas para que se originen terremotos son aquellas en las que las placas ejercen una fuerza de fricción a punto de provocar una ruptura. Sin embargo, también se puede producir terremotos lejos de estas zonas debido a: la actividad subterránea de un volcán en proceso de erupción, la actividad del hombre a través de experimentos nucleares o la fuerza del agua acumulada en presas o lagos artificiales.

Medición de terremotos
Se realiza con un instrumento que se llama sismógrafo, el cual registra en un papel la vibración de la Tierra producida por el terremoto. Está destinado a señalar la hora, la duración y la amplitud de los sismos. Este instrumento registra dos tipos de ondas: las superficiales, que viajan a través de la superficie terrestre y que producen la mayor vibración de ésta y las centrales o corporales, que viajan a través de la Tierra desde su profundidad.

Existe un gran problema en la medición de un terremoto, que es la dificultad inicial para coordinar los registros obtenidos por sismógrafos ubicados en diferentes puntos (red sísmica), por lo que resulta común que las informaciones preliminares sean distintas ya que fueron basadas en informes que registraron divergentes amplitudes de onda.

Determinar el área total abarcada por el sismo puede tardar varias horas o días de análisis del movimiento mayor y de sus réplicas. La prontitud del diagnóstico es de suma importancia para comenzar con los mecanismos de ayuda en tales emergencias.

Una vez coordinados los datos de las distintas estaciones, lo habitual es que no haya una diferencia asignada mayor a 0.2 grados para un mismo punto. Esto puede ser más difícil de efectuar si ocurren varios terremotos cercanos en tiempo o área. Aunque cada movimiento sísmico tiene una magnitud única, su efecto variará mucho según la distancia, la condición del mismo, los estándares de construcción y otros factores.

Existen varias escalas para medir la energía sísmica liberada en cada terremoto. La más usada es la de Richter que establece, basado en el registro del sismógrafo, el grado y las consecuencias.
- Menos de 3,5: no se siente, pero queda registrado.
- 3,5 / 5,4: se siente, pero causa daños menores.
- 5,5 / 6,0: ocasiona daños ligeros a edificios.
- 6,1 / 6,9: puede ocasionar daños severos en zonas muy pobladas.
- 7,0 / 7,9: terremoto mayor que causa graves daños.
- 8 o más: gran terremoto con destrucción total de los grupos de población cercanos.

Definición
Un terremoto es el movimiento brusco de la Tierra, causado por una liberación de energía que se ha acumulado durante mucho tiempo. La corteza de la tierra está conformada por una docena de placas de, aproximadamente, 70 km de grosor, cada una con diferentes características físicas y químicas. Estas placas (tectónicas) se están acomodando en un proceso que lleva millones de años y han ido formando a la superficie de este planeta. También han originando los continentes y los relieves geográficos en un proceso que todavía no se ha completado.

Habitualmente estos movimientos son lentos e imperceptibles, pero en algunos casos estas placas chocan entre sí en las profundidades de la Tierra, impidiendo así su desplazamiento. A consecuencia, una de las placas se mueve de forma brusca contra la otra rompiéndola, y de esta manera se libera una cantidad variable de energía que origina este fenómeno.

Las zonas en que las placas ejercen esta fuerza entre ellas se denominan fallas, y son los puntos en donde con más probabilidad se producen los terremotos. Sólo el 10% de éstos ocurren alejados de los límites de estas placas.

Donde el terremoto vive
El hipocentro (o foco) es la región del interior de la corteza terrestre donde tiene su origen un movimiento sísmico. éste puede ser de tres formas:
- Superficial: cuando ocurre en la corteza de la Tierra (hasta 70 km de profundidad).
- Intermedio: cuando ocurre entre los 70 y los 300 km de profundidad.
- Profundo: cuando es de mayor profundidad (el centro de la Tierra se ubica a unos 6.370 km de profundidad).

El epicentro es el punto de la superficie de la Tierra donde un terremoto es más intenso.

publispain..com

informe

betocammpos

naturaleza

Tag(s) : #CIENCIA y TECNOLOGIA