Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Son los dos hombres más ricos del mundo, según el ranking de la revista Forbes. Sin embargo, ninguno de ellos nació "nadando en dinero". ¿Cuáles fueron sus claves para alcanzar el éxito y que fórmula usaron para amasar sus impresionantes fortunas?

Bill Gates y Carlos Slim dan sus consejos y revelan qué filosofía usaron para llegar a ser multimillonarios

Carlos Slim y Bill Gates son desde hace años sinónimos de riqueza. De hecho, no fue sorprendente que en el 2011 se quedaran nuevamente con los primeros puestos del ranking de hombres más acaudalados del mundo que elabora la revista Forbes.

Con una fortuna de u$s74.000 millones, el mexicano fundador de Telmex se ubicó en el tope de la lista, mientras que el creador de Microsoft lo siguió con sus u$s56.000 millones.

Pero ni Slim ni Gates nacieron manejando grandes cantidades de dinero o dirigiendo los futuros de importantes corporaciones.

Muchos son los que envidian sus logros y sus estilos de vida hoy. Sin embargo, para crecer y llegar a ser quienes son, ambos necesitaron de gran carácter y virtud emprendedora, dos factores que los llevaron a idear sus actuales imperios.

Por ello, sus historias, y sobre todo sus consejos, resultan más que útiles para los nuevos empresarios y emprendedores que pueden aprovechar su experiencia para aprender cómo cimentar un camino similar al de ellos.

Según destacaron desde Emprendedores News, la primera clave del éxito es dejar de pensar en forma limitada y cambiar la visión a la de un ejecutivo.

Y para ello, no hay nada mejor que escuchar los consejos de boca de los propios emprendedores exitosos.

Los secretos de Carlos Slim
La historia de Carlos Slim bien podría ser una película. Hijo de un inmigrante libanés, el mexicano nacido en enero de 1940 comenzó a ganar sus primeras monedas a los 10 años, cuando compraba y revendía dulces y tarjetas de beisbol entre sus tíos y primos.

Pero su mentalidad emprendedora no se limitó a eso y sólo un par de años después ya había cambiado los caramelos por acciones.

De todos modos, no fue hasta 1984 cuando adquirió su primer gran negocio, Seguros de México (actualmente Seguros Inbursa), y creó el Grupo Financiero Inbursa. Al año siguiente compró Sanborns y la fábrica de papel Loreto y Peña Pobre (ahora, Plaza Loreto y Cuicuilco).

El mexicano se hizo de su empresa más emblemática en 1990, ya que ese año ganó la licitación de Telmex y creó Telcel.

Pero no frenó allí. Al año siguiente ingresó al mercado hotelero al adquirir la cadena Calinda, hoy Grupo Ostar, y en el ‘97 desembarcó en el negocio de tiendas minoristas al adquirir las operaciones de Sears en México.

Otro de los grandes hitos en la vida de Slim llegó en el 2000, cuando se asoció con otro magnate, Bill Gates, para lanzar el portal T1msn (hoy, Prodigy msn).

El multimillonario mexicano también tiene participación en el mercado aéreo, ya que es accionista de Volaris, aerolínea que nació en el 2005.

Asimismo, Slim es un empresario de los medios de comunicación, ya que desde el 2008 posee el 6,4% de las acciones del diario estadounidense The New York Times.

Pero, ¿cuál fue la filosofía que le permitió alcanzar tanto y acumular su fortuna de más de u$s70 millones?

Según un artículo de Emprendedores News, se podría resumir en estos ocho puntos:

  1. Preocúpese por tener estructuras simples y organizaciones con mínimos niveles jerárquicos, con desarrollo humano y formación interna de las funciones ejecutivas.
  2. Fomente la flexibilidad y rapidez de decisiones.
  3. Mantenga la austeridad en tiempos de vacas gordas. Esto fortalece, capitaliza y acelera el desarrollo de la empresa.
  4. Muéstrese siempre activo en la modernización, crecimiento, capitalización, calidad, simplificación y mejora incansable de los procesos productivos.
  5. Incremente la productividad y competitividad, reduciendo gastos y costos y teniendo como guía siempre a las más altas referencias mundiales.
  6. La empresa nuca debe limitarse a la medida del propietario o administrador.
  7. Tenga presente que no hay reto que no se pueda alcanzar trabajando unidos con claridad en los objetivos y con conocimiento de los instrumentos para lograrlos.
  8. El dinero que sale de la empresa se evapora. Por eso conviene reinvertir las utilidades.

Las claves de Bill Gates
Por su parte, Bill Gates nació en 1955 en el seno de una familia algo más "acomodada" ya que su padre era un prestigioso abogado y su madre formaba parte del Comité de Dirección de la Universidad de Washington y del First Interstate Bank.

Sin embargo, su éxito estuvo marcado por su gran dedicación a lo que se convirtió en su negocio y su pasión: los ordenadores personales.

Según uno de sus biógrafos citados por el medio español El Mundo, "mientras sus compañeros de colegio jugaban a baloncesto, él daba los primeros pasos en el mundo de la programación".

Su "criatura", Microsoft, nació en un pequeño motel de la mítica Ruta 66, y desde hace años está entre las mayores compañías de software del mundo.

La aventura comenzó hace unos 30 años, cuando dos programadores entonces desconocidos, Gates y Paul Allen, decidieron apostar por el desarrollo de sistemas operativos para PC, el alma de los ordenadores. (Aunque hoy en día ambos están en conflicto).

La compañía fue en ascenso y se consagró gracias a productos estrella como Windows. El magnate se alejó de Microsoft recién en el 2008, con el fin de dedicarse a su organización filantrópica, Bill & Melinda Gates Foundation.

¿Cuáles fueron sus claves para llegar a acumular los u$s56 millones que hoy posee, según la revista Forbes?

Emprendedores News las resume en los siguientes puntos:

  1. Trabaje incansablemente, fije su objetivo y luche con determinación por alcanzarlo.
  2. Asegúrese de tomar decisiones acertadas. Analize sus posibilidades, asesórese y aprenda de la experiencia para optar siempre por la mejor opción.
  3. La satisfacción del cliente y el compromiso por cumplir lo ofrecido debe ser tan fuerte como el deseo de alcanzar el éxito.
  4. Jamás permita que los demás le digan que algo no es posible sólo por el hecho de que ellos no pueden hacerlo.
  5. Crea en usted mismo, en su equipo y en su empresa.
  6. Evite la burocracia en su organización. Elimine los procesos engorrosos o innecesarios y sobre todo promueva la comunicación.
  7. Establezca su propia identidad como compañía.
  8. Cuide celosamente sus costos y maximice el uso inteligente de los recursos.
  9. Rodéese siempre de personas inteligentes e incluso "más inteligentes" que usted.

Siempre hay tiempo para ayudar
Pese a estar rodeados de millones de dólares, Slim y Gates nunca se olvidaron de la solidaridad y ambos tienen en marcha sus propios proyectos de filantropía.

En el caso del mexicano, el sitio CNNExpansión.com lo resumió con la siguiente infografía:

 

En el caso de Bill Gates, su afición por las donaciones es tan grande que hasta se había llegado a rumorear que este año no estaría entre los principales puestos del ranking de adinerados de Forbes.

Si bien esas predicciones no se concretaron, la filantropía de Gates se puede ver reflejada en diferentes iniciativas que van desde la fundación benéfica que tiene con su mujer hasta la iniciativa The Giving Pledge, que promueve junto al millonario inversor Warren Buffet.

Traducida como "la Promesa de Dar", se trata de una campaña "para invitar a las personas y familias más adineradas de América a que se comprometan a donar la mayor parte de su fortuna con fines filatrópicos".

La iniciativa ya reúne a cerca de 60 multimillonarios de la talla de Ted Turner, Michael Bloomberg, George Lucas, Mark Zuckerberg y los propios Gates y Buffet, entre otros, quienes se comprometieron a ceder al menos el 50% de sus fortunas con fines benéficos.

fuente

management.profesional

Tag(s) : #Internacional