Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Cáncer del seno

La investigación del Dr. Hamer muestra que hay dos tipos de cáncer del seno. Tenemos cáncer de las glándulas del seno así como cáncer de los conductos galactóforos (intra-ductal). Cada uno de estos cánceres tiene su origen en diferentes áreas del cerebro y cada uno de ellos involucra una diferente capa germinal embrionaria (formación histológica).

CONTENIDO DEL CONFLICTO

El Cáncer glandular del seno tiene su relé en el cerebelo y formará tumores adenoides compactos, tumores que involucran la capa mesodermal antigua. El cáncer de los conductos galactóforos tiene su relé en la corteza cerebral (la corteza sensible para ser más precisos), desarrollará carcinomas del epitelio escamoso y proviene de la capa dérmica ectodermal.

Estas manifestaciones cumplen con las reglas de la lateralidad . Más precisamente, una mujer diestra responde con el seno izquierdo si sufre un conflicto del tipo madre-hija o hija-madre, pero responderá con el seno derecho si tiene un conflicto de tipo compañero. Sus compañeros incluyen los compañeros de vida tales como el marido, un amigo o amiga, hermano, hermana, su padre o incluso su socio o socia en algún negocio. Para la mujer zurda, serán afectados los senos opuestos.

Se requiere una razón para desarrollar cánceres intra-ductales o glandulares. Es la naturaleza específica de las emociones involucradas en un conflicto la que determina la ubicación precisa en el cerebro que se verá impactada por el choque conflictivo (DHS) y por ende si se verá afectado el conducto o la glándula.

El cáncer glandular del seno tiene que ver con el nido de la mujer en el sentido que sufre una "pelea o disputa", "de preocupación" que se lleva a cabo en su nido. La preocupación podría involucrar la salud de un ser querido, o incluso ¡ser arrojada del nido por su propia madre! El asunto en su más amplia expresión sin embargo involucra la separación de un ser querido.

El cáncer de los conductos galactóforos en forma muy específica tiene que ver con que a una "¡le han arrancado al niño, madre o compañero del seno!" Nuevamente, es un conflicto de separación y las reglas de lateralidad se aplican también en este caso.

LOCALIZACIÓN EN EL CEREBRO

Como se mencionara anteriormente, cada uno de estos cánceres tiene formación histológica diferente y sus relés cerebrales en ubicaciones distintas.

Como el cáncer glandular tiene su origen en el cerebelo, o cerebro antiguo, el tejido comienza a multiplicarse desde el momento en que comienza el conflicto específico, y deja de crecer tan pronto se haya resuelto.

En cambio, el cáncer intraductal tiene su origen en la corteza sensible (cerebro) o cerebro nuevo, desarrollando úlceras o degeneración celular en el epitelio escamoso de los conductos galactóforos durante la fase activa del conflicto. Tan pronto se resuelve el conflicto, este tejido participa de una fase de reparación y comienza a aumentar el número de células epiteliales escamosas, llevando a una hinchazón que en un momento dado obstruye el conducto y se identifica como así llamado tumor. Si esta manifestación escapa la detección, el tal tumor se degrada o se calcifica, no constituyendo razón para preocuparse.

Hay casos en que la totalidad de la corteza sensible puede verse afectada, llevando a que la paciente desarrolle problemas cutáneos bien específicos, en la parte interior del brazo, mano, vientre y parte interior de las piernas, si es que ha sufrido conflicto de separación tipo madre-hija. Si el conflicto es de separación del compañero, podría desarrollar problemas cutáneos en la parte externa del brazo o la pierna. El lado del cuerpo que se vea afectado dependerá de su lateralidad (diestra o zurda).

El sentido biológico de estas manifestaciones se aclara cuando comprendemos donde sienta al niño (en su falda), como lo coge en sus brazos, dada su lateralidad, o bien, con respecto al compañero; qué lado usa para defenderse, abofetearlo o empujarlo para que se aleje.

METASTASIS

Si una mujer sufre un conflicto de auto-desvalorización como consecuencia del DHS original que le causara el cáncer, o bien como resultado quizás del DHS producido por la diagnosis, sus glándulas linfáticas probablemente también se verán afectadas.

Las glándulas linfáticas originan en una capa dérmica embrionaria diferente (el nuevo mesodermo) y por lo tanto su relé cerebral está en una localidad totalmente distinta del cerebro. Estos tejidos se comportan tal como los de los conductos galactóforos, sufren pérdida o degeneración durante la fase activa del conflicto y se regeneran o aumentan, formando un tumor, en la fase de resolución de un conflicto de auto desvalorización.

Naturalmente la ciencia ha observado esto y lo ha tildado de "metástasis" a falta de mejor explicación. Sin embargo, el Dr. Hamer recalca que si los tumor son causados por capas embrionarias distintas y tienen localización cerebral diferente no es posible explicar esto como metástasis. El afirma que las capas embrionarias primarias no pueden transformarse una en la otra, una vez que han completado su desarrollo en el cuerpo.

Luego, ¿cual es la causa de la metástasis? El Dr. Hamer descubrió que el cáncer es iniciado por un DHS (un choque conflictivo) y por lo tanto, la progresión o desarrollo del cáncer o metástasis depende de DHS sucesivos.

Por ejemplo, el choque de una amputación del seno (conflicto de desfiguración) puede resultar en un cáncer de la piel sobe las cicatrices quirúrgicas, o bien un profundo conflicto de auto-desvalorización (soy menos de lo que era antes) y este puede resultar en cáncer de los huesos, el choque causado por el diagnóstico de cáncer óseo puede conducir a "conflicto de susto mortal" llevando a un cáncer pulmonar, puesto que ahora creemos que el cáncer se esparce como "un fuego de bosques" a través de nuestro cuerpo.

Dados los descubrimientos de la Nueva Medicina Germánica y las cinco leyes biológicas, la metástasis en el sentido convencional no existe.

 

Dr. Hamer finalmente consiguió demostrar que la enfermedad solamente es causada por un choque que nos pilla totalmente desprevenidos. Este último concepto es muy importante. Si de alguna forma conseguimos prepararnos para el evento chocante, evitaremos enfermarnos. De hecho, el Dr. Hamer prefiere no decir ‘cáncer’. Más bien, es una respuesta biológica especial a una situación insólita, y cuando la situación de ‘shock’ se resuelve, el cuerpo se apresa para volver a lo normal.

 

lea mas sobre curas del cancer aqui

 

lea informese para su salud para la de sus seres queridos

Tag(s) : #Dr.Hamer Ryke Geerd