Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Cancer de mamas como tratar (Prevenir Curar) Revolucionaria Teoria de Hamer

 
i
 
Rate This
Quantcast

Lo que sigue es la traducción al español del breve artículo escrito por el Dr.Hamer sobre el cáncer de mama o cáncer de seno según la Nueva Medicina Germánica. Este artículo ha sido publicado originalmente en esta página. Hemos agregado algunas imágenes, para ayudar a ilustrar las explicaciones del Dr.Hamer. Al final del artículo, agregaremos alguna información adicional de interés sobre este tipo de cáncer, que es el más común en la mujer Occidental. Es importante tener en cuenta que en este artículo, el Dr.Hamer explica el cáncer de glándulas mamarias (que incluye tanto el carcinoma lolulillar o lobular, como el cáncer inflamatorio de mama) y el cáncer ductal de mama (o carcinoma intraductal de mama, porque es el cáncer que comienza en el interior de los ductos mamarios). Este último (el cáncer ductal de mama) es el cáncer de mama más común (alrededor del 75% de todos los cánceres de mama)

Cáncer de mama o programa especial con sentido biológico de la mama

Por Dr.Ryke Geerd Hamer.

En un nivel emocional, la mujer experimenta la unión con su hijo (así también como con su pareja) de manera predominante en sus senos. Es por esto que los cánceres de mama son las enfermedades más comunes en las mujeres.

La Nueva Medicina Germánica (NMG) reconoce dos tipos de cáncer de mama:

1. Cáncer de mama glandular, también llamado clínicamente carcinoma mamario adenoide, perceptible como un sólido abultamiento compacto.

2. Cáncer del conducto galactóforo, clínicamente conocido como carcinoma intraductal, el cual no es perceptible durante la fase activa del conflicto. La mujer podrá percibir solamente una ligera sensación de jaloneo en el área afectada.

Adicionalmente, la piel exterior de la mama puede desarrollar carcinomas del epitelio escamoso de la piel o neurodermatitis – los cuales pueden ocurrir también en cualquierotra parte.

En general, los conflictos ligados al carcinoma de la glándula mamaria siempre se relacionan con un conflicto de pelea o de preocupación, mientras que para la ulceración de los conductos galactóforos siempre es un conflicto de separación.

La importancia de la lateralidad manual derecha o lateralidad manual izquierda: cualquiera puede establecer su propia lateralidad. Aplaude con tus manos como lo harías al aplaudir en un teatro.

La mano que se encuentra arriba es la prominente, la mano que lidera, e indica lalateralidad biológica de la persona. Si la mano derecha golpea a la izquierda, entonces uno es diestro y de forma opuesta, si la mano izquierda golpea a la derecha, uno es zurdo. Esta prueba es muy importante para descubrir desde que hemisferio cerebral funciona la persona, porque existe gente zurda que se rehabilitó y que se desempeñan como diestros. De forma simple, el hemisferio derecho tanto del cerebelo como del cerebro controlan predominantemente el lado izquierdo del cuerpo, y por el contrario, el hemisferio izquierdo tanto del cerebelo como del cerebro controlan el lado derecho del cuerpo.

En breve: una mujer diestra asocia su seno izquierdo a su hijo, su madre y su nido (casa, morada). Su seno derecho no solo se relaciona con su pareja (esposo o amigo), sino también con parejas o compañeros como el padre, el hermano, la hermana, la suegra, el jefe, vecino, etc. También ella puede considerar a los niños pequeños o animales como “sus hijos”.

Si una mujer diestra desarrolla cáncer de la glándula mamaria en su seno izquierdo, entonces ella tiene ya sea un conflicto de preocupación relacionado con su hijo, madre o nido, o un conflicto de pelea con su hijo, madre o respecto a su nido. Por otra parte, hablando de ulceración del conducto galactóforo, ella está en conflicto activo de separación de su hijo, madre o nido.

En una mujer zurda, esto ocurre al revés: su seno derecho se relaciona con su hijo, madre o nido, y el izquierdo con su pareja u otras parejas, como lo descrito arriba. Luego entonces, si tiene un cáncer glandular mamario en su seno derecho, ella tiene un conflicto de preocupación/pelea relacionado con su hijo, madre o nido. En la ulceración del conducto galactóforo, ella esta con un conflicto activo de separación relacionado con su hijo, madre o nido.

Debido a que el contenido del conflicto en ambos tipos de cáncer es diferente, los centros de control en el cerebro se encuentran también en sitios diferentes. El sitio cerebral para el cáncer glandular mamario (mesodermo) está en el área lateral del cerebelo, y el centro de control de las ulceraciones de los conductos galactóforos (ectodermo) está en la corteza sensorial del cerebro. Ambos sitios de control del órgano (mama) en lados opuestos.

El cáncer glandular mamario pertenece a los cánceres que son controlados desde el cerebro antiguo, el cual, de acuerdo con el “Sistema Ontogenético de los SBS” (Tercera Ley Biológica) genera proliferación celular durante la fase activa del conflicto. En contraste, las úlceras de los conductos galactóforos están dirigidas desde  el cerebro con ulceración (degeneración del tejido) durante la fase activa del conflicto.

En la fase de curación, todo se desarrolla de forma contraria: los tumores compactos que crecieron durante la fase activa del conflicto por medio de la proliferación celular, son ahora degradados  y descompuestos (caseificados) por microbios, por ejemplo hongos o micobacterias, tales como bacterias tuberculares (si están presentes). La pérdida de tejido dirigida por el cerebro es restituida por medio del aumento celular durante la fase de curación.

En la practica médica convencional, éstas correlaciones no se conocen, y nadie hace diferencia entre una fase active del conflicto y una fase de curación. Uno simplemente designa a todo lo que causa una proliferación celular o un cambio en el tejido como “maligno”.

Cáncer glandular mamario (= carcinoma lobulillar o lobular, nota de CriticalThinker)

Ejemplo: Una mujer sufrió un DHS, cuando dejo caer a su hijo. El bebé se golpeó la cabeza contra el piso y estuvo inconsciente por un tiempo. Debido a que la mujer experimenta el choque como un conflicto de preocupación madre-hijo y era diestra, el cáncer de mama glandular se desarrolló en su seno izquierdo. Estar espuesta no carece en forma alguna de significado. El propósito de incrementar tejido glandular mamario adicional es asistir a su bebé al proveer más leche maternal que antes. De esta forma el organismo de la madre trata de compensar el daño realizado.

El tumor de la glándula continua creciendo (con aumento en la producción de leche) mientras el conflicto persista. Entonces, durante la simpaticotonia, por ejemplo, en la fase activa del conflicto, la madre nodriza tiene en su seno “enfermo” más leche que antes. La solución solo ocurre cuando el niño está bien de nuevo. Éste es el momento en que la glándula mamaria deja de multiplicarse.

Ahora podemos ver que los cambios que previamente llamábamos enfermedades son de hecho, exactamente lo contrario, a saber, interacciones con los procesos biológicos de la Naturaleza con mucho sentido, por ejemplo, entre una madre y su hijo, o entre una mujer y su pareja.

Otra mujer tuvo un conflicto en relación a su esposo, que le causó cáncer en las glándulas mamarias. Ya que permaneció en fase activa del conflicto hasta después de haber dado a luz a su hijo, ella continuó produciendo leche de forma abundante en el seno derecho de la pareja por mucho más tiempo del que el seno izquierdo, incluso cuando éste ya había cesado. Al final de la lactancia, el cáncer de la glándula mamaria pasó por una caseificación tubercular con los sudores nocturnos acostumbrados y finalmente la descomposición.

Este proceso de curación puede ser doloroso; El tan llamado “dolor cerebelar” es típico en la curación del corium de la piel: El corium o dermis es la parte de la piel que se encuentra debajo de la epidermis. Es nuestra primera piel la cual se desarrolló durante el curso de la evolución, particularmente con herpes. Las mujeres lo describen como un dolor agudo en el sitio del tumor. El dolor es causado por la formación de cicatrices (cicatrización). Al final de la fase de curación, un escáner de la mama (tomografía computarizada) mostrará una caverna en el sitio previo del tumor.

El proceso también ocurre fuera del periodo de lactancia y en mujeres no lactantes, en general. Si por ejemplo, una mujer experimenta una preocupación madre/hijo después de que la lactancia se ha detenido, un tumor de glándula mamaria crecerá inevitablemente, simulando el intento de ofrecer más leche a su lactante, aún si su bebé ya no es un lactante. Esto ha llevado a pensar anuestros médicos modernos a considerar tales tumores como algo totalmente sin sentido y enfermo – como un error de la Naturaleza – porque perdieron completamente el entendimiento de su propósito original.

En la fase de curación – solo si el conflicto de ha resuelto – el tumor es degradado por bacterias tuberculares (si están presentes). Si no hay bacterias de la TB disponibles, el tumor se encapsula y permanece en su sitio, por supuesto sin caseificación.

Podrás preguntar, ¿pero entonces cómo es que alguien puede morir de cáncer de mama?

Aparte de los conflictos de larga duración, que en casos raros llevan hacia la muerte, uno debe decir que los conflictos de pánico iatrogénicos, como los causados por los médicos tales como el pánico al cáncer (ver “conflictos de miedo frontal”, pánico de morir, ó  conflicto de auto desvalorización) que siguen a un diagnóstico de cáncer de mama a menudo disparan nuevos cánceres (la medicina ortodoxa llama a esto ‘metastasis‘). Desafortunadamente, esto es la regla en estos tiempos – y uno puede morir fácilmente de esos miedos. Desde luego, todo esto está totalmente fuera de relación con la enfermedad original.

Cartografía del cerebelo, donde se aprecian los relés de las glándulas mamarias

Ejemplo de un Foco de Hamer activo en una mujer con cáncer lobulillar (glandular) de la mama derecha

Cáncer de mama intraductal

Mientras que en la fase activa del conflicto del cáncer de la glándula mamaria existe proliferación celular, observamos ulceración o pérdida de tejido en el recubrimiento del conducto galactóforo durante la fase activa de un SBS del conducto. Desde un punto de vista psicológico, estamos lidiando siempre con un conflicto de separación ya sea de un hijo, madre o pareja. Tenemos que observar este tipo de conflicto en una forma enteramente realista y literal, como si dos individuos estuvieran pegados, y junto con la separación es arrancado un pedazo de piel. Esto es lo que típicamente vemos en el cuadro clínico de neurodermatitis. Desde luego, estas ulceraciones son el único síntoma, el otro es una parálisis sensorial de los conductos galactóforos.

Si la parálisis sensorial alcanza la parte externa de la piel de la mama, la mujer no tiene sensibilidad en el pezón. Esto no es usualmente notado, como de forma opuesta lo es el carcinoma de la glándula mamaria en donde, dependiendo del tamaño del seno y la localización, un abultamiento puede sentirse ya tan solo después de unas semanas.

Una excepción con el cáncer de los conductos galactóforos es el tan llamado abultamiento cirrótico, que ocurre si el conflicto continúa prácticamente sin parar. En una mamografía, tal abultamiento cirrótico puede algunas veces tomar forma de un nódulo compacto. También son típicos los depósitos de calcio (micro-calcificación).

Ejemplo de un hallazgo de microcalcificaciones en una mamografía

Una vez que el conflicto de separación es resuelto, emerge una complicación que biológicamente no está planeada porque en el curso del proceso natural de curación, el bebé succionará normalmente la mama seca. Así como la leche no se está produciendo (en una mujer que no está lactando), la secreción de la herida a menudo no tiene salida y entonces se congestiona en la mama. Como resultado, la mama se torna caliente, roja brillosa, y aumenta de volumen rápidamente. En este caso la mama se hace más grande solo en el inicio de la fase de curación, mientras que en el cáncer de la glándula mamaria el proceso es al revés.

Una mama que gotea es una buena señal y un buen indicador de que los conductos galactóforos afectados no están completamente congestionados y entonces la secreción puede vaciarse al exterior a través del pezón (en ocasiones esta secreción literalmente escurre). Incómodo como puede parecer, la sensibilidad regresa ahora, a veces casi de forma excesiva (hipersensibilidad o hiperestesia). Si el conflicto a durado un largo periodo de tiempo, la mujer a veces nota una sensación de estiramiento interno de la mama.

Uno debería operar un cáncer de mama solo si pareciera aconsejable. Por ejemplo, cuando una mujer se siente desfigurada debido al abultamiento, o cuando se desarrolla un melanoma relacionado a un DHS y/o si por alguna razón, la capa de epitelio estalla. Esto daría como resultado una mama abierta, fétida y que supura, lo cual puede ser muy problemático. Lo mismo también ocurre cuando la mama es abierta por un corte, o a través de una punción.

© Dr. med. Mag. teol. Ryke Geerd Hamer

—————————————-

Comentario sobre las metástasis en ganglios linfáticos en pacientes con cáncer de mama

Si una mujer sufre un conflicto de leve desvalorización de sí misma (con su pareja, o en cuanto a su condición de madre, por ejemplo si se siente, al momento del DHS, como que “soy una mala madre”, “una mala pareja”) como consecuencia del DHS original que le causara el cáncer de mama (lo que es frecuente), o bien como resultado quizás del DHS producido por el diagnóstico, sus ganglios linfáticas axilares también se verán afectados. El primer caso, al ser frecuente, es lo que explica que muchas mujeres tengan ya los ganglios axilares afectados en el momento del diagnóstico de cáncer de seno.

Los ganglios linfáticos se originan en una capa dérmica embrionaria diferente (mesodermo cerebral) y por lo tanto su relé cerebral está en una localidad totalmente distinta del cerebro (la sustancia blanca), según la localización correspondiente al hueso más cercano.

En una mujer diestra, un conflicto de desvalorización cuyo colorido sea sentirse como “una mala madre” (desvalorización ante los hijos o en su condición/rol de madre), si es intenso, afecta al hombro izquierdo. Pero si es leve, afecta a los ganglios linfáticos de la axila izquierda.

Estos tejidos mesodérmicos se comportan tal como los de los conductos galactóforos, sufren pérdida o degeneración durante la fase activa del conflicto y se regeneran o aumentan, formando un tumor, en la fase de resolución de un conflicto de desvalorización de sí mismo, tal como se explica en la tercera ley biológica de la NMG.

La ciencia médica ha podido observar clínicamente esto y lo ha llamado “metástasis”, por creer que los tumores secundarios se originan de los primarios. Sin embargo, dado el descubrimiento de la NMG, sabemos que si los tumores derivan de capas embrionarias distintas y tienen localización cerebral diferente, es biológicamente imposible que los tumores secundarios se deriven de los tumores primarios, como plantea la hipótesis de las metástasis. Según el Dr.Hamer, las capas embrionarias no pueden transformarse una en la otra, una vez que han completado su desarrollo en el cuerpo.

—————————————————–

Según informa el portal Medciclopedia: “Un reciente estudio publicado en el número actual de Archives of Internal Medicine sugiere que las remisiones espontáneas de cáncer de mama invasivo sin tratamiento son más comunes de lo que se pensaba.

Los investigadores examinaron dos cohortes de mujeres noruegas enperíodos separados de 6 años. Un grupo fue sometido a una mamografíacada dos años. El otro grupo, fue sometida solo a una mamografía

La incidencia acumulativa de cáncer de mama invasivo en 6 años deobservación fue 22% menor en el grupo que fue sometido una vez a lamamografía.

Los autores concluyen que la historia natural de algunos cánceres demama detectados en el escrutinio puede ser la remisión espontánea. Sinembargo, consideran que los resultados no tienen efecto en el debatesobre si la mamografía reduce la mortalidad de cáncer de mama.” 

Algunos comentarios:

1)Una primera observación es que la idea de una remisión espontánea “sin tratamiento” es algo redundante, porque precisamente la remisión es espontánea cuando no se produce como consecuencia de tratamiento alguno. En esto se diferenciaría de una remisión “inducida” (ej: cuando una infección remite producto del uso de antibióticos). Pero dejemos de lado estas matizaciones conceptuales, y vayamos al fondo de la cuestión.

El hallazgo del estudio en cuestión cuestiona la idea de que la remisión espontánea es un fenómeno tan excepcional como se piensea (estimándose, según diversos investigadores, en que su ocurrencia se produce en 1 de cada 100 mil pacientes, aunque este cifra es variable según algunos autores, y varía según diversos tipos de cáncer).

Parte de la razón de esto es que, en general, en las investigaciones no se les hace un seguimiento comparativo a los pacientes entre quienes  reciben tratamiento convencional (quimioterapia, radioterapia, etc.) y quienes no lo reciben. Esto se justifica por razones éticas (ej: no es ético no darle tratamiento a ciertos los pacientes, lo cuál a mi juicio es correcto pero no afecta el breve análisis descriptivo que aquí estamos efectuando).

Sin embargo, la NMG predice que “si no se hace nada” (es decir, si no se le da tratamiento convencional alguno al conjunto de los pacientes), un cierto porcentaje de ellos experimentará una remisión espontánea, ya que algunos de ellos resolverán espontáneamente sus conflictos, y de este grupo, un porcentaje importante no tendrá complicación alguna durante la fase de curación; o no sufrirán otros  conflictos nuevos (y las correspondientes metástasis) como consecuencia del desgate y deterioro físico que provoca la acción directa de tratamientos agresivos como la quimioterapia (la que propicia nuevos conflictos biológicos, y aumenta la probabilidad de nuevos cánceres).

Esta predicción de la NMG es confirmada por el estudio antes citado.

Lo anterior no implica que deba dejarse sin tratamiento alguno a los pacientes (ya que así como unos experimentarán una remisión, otros fallecerán; y no todos los tratamientos se limitan al “convencional”). Lo que implica es que, descubriendo el mecanismo por el que se produce esa remisión espontánea, se puede en principio diseñar una estrategia terapéutica individualizada para cada paciente, mediante la cuál pueda inducirse o propiciarse bajo ciertas condiciones dicha remisión. Y ese es el objetivo fundamental (aunque no exclusivo) del tratamiento de la NMG.

2)La conclusión de los autores de que la “historia natural de algunos cánceres demama detectados en el escrutinio puede ser la remisión espontánea” es por tanto correcta, aunque esa conclusión simplemente se limita a constatar un hecho científico, sin ofrecer explicación alguna de su origen. La explicación la ofrece el Dr.Hamer en el artículo anterior.

3)Sobre la mortalidad asociada al uso o no de la mamografía, la NMG lo único que puede señalar es que, se encuentren o no algunas correlaciones estadísticas entre ambas variables, dichas correlaciones no son en sí mismas evidencia directa de causalidad. Aunque puede constituir una evidencia indirecta, en la medida en que el hecho de efectuarse la mamografía afecte de algún modo la psique del paciente, y ello incida en la evolución del conflicto (ej: en su resolución, reactivación, recaída, etc.). Dado que cada paciente tiene un psique individual, y ese factor no es tomado en cuenta en los estudios científicos convencionales, es posible que los oncólogos e investigadores convencionales obtengan evidencia contradictoria o, al menos, no concluyente en sus estudios al respecto, y el debate se mantenga por algún tiempo.

Sin embargo, la opinión mayoritaria entre los oncólogos convencionales, es que la mamografía reduce la mortalidad. Pero ese acuerdo mayoritario está muy lejos de poner fin a la controversia. Como informa este diario: “La eficacia del cribado o screening en cáncer de mama (exploraciones periódicas con rayos X en mujeres en edad de riesgo) ha sido cuestionada recientemente por varios estudios. La revista científica The Lancet encendió la alarma al publicar una investigación danesa que aseguraba que este método no reduce la mortalidad por cáncer de mama y revelaba que varias pruebas que se practicaron a miles de mujeres habían sido erróneas. La controversia sigue viva, pero expertos españoles que participaron la semana pasada en el III Congreso Europeo sobre el Cáncer de Mama -que congregó en Barcelona a más de 3.000 médicos e investigadores de todo el mundo- apostaron por realizar mamografías anualmente o cada dos años a la población de riesgo” (Un ejemplo del optimismo de algunos oncólogos por el uso de la mamografía,  la autoexploración y las posibilidades de curación del cáncer de mama por métodos convencionales, puede leerse en esta entrevista)

—————————————————
Según la investigación del Dr.Ronit Peled, investigador de la Facultad de Ciencias de la Salud en la Universidad Ben-Gurion del Negev (Israel), “Las mujeres jóvenes que han estado expuestas a una serie de acontecimientos negativos deben considerarse como un grupo “en riesgo” en el grupo de cáncer de mama y deben ser tratadas en consecuencia

Señala la nota de prensasi bien los pensamientos positivos tiene una función protectora, el estudio también sugiere que eventos vitales adversos como la pérdida deun padre o pariente cercano, el divorcio o la pérdida de un cónyuge puede aumentar en una mujer el riesgo a desarrollar la enfermedad. Durante la investigación se encuestó a 255 mujeres con cáncer de mama y 367 sanas sobre sus experiencias de vida, y se evaluaron sus niveles de felicidad, optimismo, ansiedad y depresión previa al diagnóstico

Según otra notaEl equipo les preguntó a las participantes si habían sufrido alguna experiencia traumática, como la pérdida del esposo o de un familiar cercano, o situaciones leve o moderadamente estresantes, como una enfermedad grave, la pérdida deltrabajo o la separación del esposo.” 

Ellas respondieron también un cuestionario con 15 preguntas para evaluar los niveles de ansiedad, depresión, felicidad y optimismo.

Las mujeres que habían sufrido dos o más experiencias graves o leves amoderadas eran un 62 por ciento más propensas a tener cáncer de mama
El artículo científico original del Dr.Peled et al.  puede leerse íntegramente aquí. En el resumen de ese artículo, se puede leer “Since 1983, studies have suggested an interaction between the severe life events, psychological distress and the etiology of Cancer. However, these associations are still under dispute.”

Para quien conozca la NMG y haya entendido el artículo del Dr.Hamer sobre el cáncer de mama, no serán sorprendentes los hallazgos obtenidos por el equipo del Dr.Peled, especialmente lo referente a que entre los eventos “estresantes” se incluyan precisamente “la pérdida de un padre“, el “divorcio” o la “pérdida de un pariente cercano“. Pero el conocedor de la NMG será probablemente crítico de estas investigaciones también, debido a su carácter vago y asistemático (al menos, en comparación con la NMG).

La NMG demuestra definitivamente que no es el estrés, ni la pérdida de un familiar o una situación externa cualquiera la que causa el cáncer, sino que es el Síndrome de Dirk Hamer o DHS (que es una experiencia subjetiva específica y concreta) la que, cuando se experimenta con el contenido de algunos de los conflictos antes mencionados, da lugar al cáncer. Esta situación no predispone al cáncer, sino que directamente lo causa. Y esto puede ser empíricamente contrastado en cualquier número de pacientes de cáncer de mama tomadas al azar.

Los resultados del Dr.Peled, si bien son consistentes con la NMG, esconden al mismo tiempo las verdaderas relaciones causa-efecto que existen en el cáncer de mama, ya que usando una fraseología psicológica (ej: estrés, felicidad, optimismo, etc.) se distrae la atención sobre fenómenos secundarios ( sin duda existentes y en otros contextos muy importantes), pero, en rigor y por sí mismos, causalmente irrelevantes en el origen del cáncer de seno.

Según la NMG, el estrés asociado al cáncer es consecuencia del DHS, y parte del programa especial durante la fase activa (que se caracteriza por una simpaticonía constante). Pero no todo estrés es generado por un DHS, y al no hacer esta distinción (entre estrés producidos por un DHS y otros estrés no producidos por un DHS), la investigación del equipo del Dr.Peled carece de reproducibilidad científica en todos los casos (solo puede, a lo sumo, reproducirse en un cierto porcentajes de casos: aquellos que tengan estrés producto de un DHS).

Estos investigadores confunden un síntoma (el estrés) no exclusivo del programa especial, con una presunto factor de riesgo del programa especial (cáncer). Y esto, sin tener la más mínima idea de lo que es un DHS ni las leyes biológicas de la NMG aplicables al cáncer de mama, y en consecuencia, sin saber la fase en que crecen los distintos tipos de cánceres de mama.

Si una mujer sufre un DHS con un conflicto biológico de separación de la pareja, durante la fase de activa del conflicto se producirán uns úlceras en los ductos mamarios. Si durante este tiempo, algún investigador busca una situación de “estrés” probablemente la consiga, pero el “cáncer” no lo encontrará en ningún lado (excepto que el conflicto haya durado activo mucho tiempo y se hayan formado un abultamiento cirrótico en los ductos mamarios), ya que el cáncer ductal solo se desarrollará durante la fase de curación, durante la cuál las úlceras serán “rellenadas” mediante una proliferación celular que comenzará a partir de un edema alrededor de las úlceras. Si durante esta fase se le pregunta a la mujer (usando algún cuestionario psicológico) si está estresada o está feliz, el investigador encontrará que más bien está feliz y sin problema alguno (a menos que esté preocupada por otro problema, como lo sería el miedo al cáncer; pero esto último no tiene relación alguna con su programa especial  de mama en fase de curación). 

En el caso de la investigación del equipo del Dr.Peled, ellos usaron el siguiente método: “A case control study. The study population included 622 women, under the age of 45 years. 255 were diagnosed for BC, and 367 were healthy women. A validated Brief Symptom Inventory (BSI) and Life Event Questionnaire were used

Y obtuvieron el siguiente resultado “The cases presented significantly higher scores of depression compared to the controls and significant lower scores of happiness and optimism. A significant difference was found when comparing the groups according to the cumulative number of life events (two or more events). A multivariate analysis suggest that exposure to more than one life event is positively associated with BC [Odds Ratio(OR) :1.62 95% ConfidenceInterval (CI): 1.09–2.40], and that a general feeling of happiness and optimism has a “protective effect” on the etiology of BC. (OR-0.75, 95%CI:0.64–0.86)

Llegando a la siguiente conclusión: “Young women who were exposed to a number of life events, should be considered as a risk group for BC and treated accordingly

Es claro entonces como el desconocimiento de las relaciones sistemáticas y reproducibles que plantea la NMG no solo a nivel de la psique, sino a nivel del cerebro y los órganos, cuando se combina con ideas de la psicología, permite llegar casi a cualquier conclusión; que en este caso, es la inclusión dentro de un “grupo de riesgo” de las mujeres jóvenes que han sido expuestas a un cierto número de eventos estresantes en su vida.

Interpretando de forma caritativa esta investigación, se puede decir que efectivamente una mujer expuesta a diversas situaciones negativas tiene, quizás, una mayor probabilidad de sufrir un DHS, y por tanto, activar algún programa especial (no solo de mama). Pero aun así, esto está muy lejos de la NMG, ya que ésta busca directamente la causa biológica concreta, haciendo prediccciones específicas  que son contrastables (ej: sobre la localización exacta del Foco de Hamer en el cerebro de las pacientes con cáncer de mama)  en todos los casos individuales comprendidos en las leyes biológicas, no en términos estadísticos.

Aunque desde el punto de vista de la NMG estas investigaciones están parcialmente viciadas en sus conclusiones (por algunas de las razones antes expuestas), pienso que ellas pueden ser positivas en el sentido de hacer tomar conciencia a los médicos convencionales (así sea en forma imperfecta o tergiversada) del rol que juega la psique en el origen del cáncer.
Peroconformarnos con esto sería tener unas miras muy cortas. La NMG merece laoportunidad de una verificación oficial en el ámbito académico, en donde puedademostrarse empíricamente su veracidad (o, en su caso, su falsedad),permitiendo así, de ser el caso, su aplicación a gran escala por médicoscompetentes para todos los pacientes del mundo que deseen tratarse con ella.

Paraconcluir, publicamos la conferencia en inglés sobre el cáncer de mama desde elpunto de vista de la NMG, impartida por Caroline Markolin:

Vea todos  los videos en Youtube  clik aqui

Tag(s) : #Dr.Hamer Ryke Geerd