Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

La palabra burbuja aplicada a la economía se empleó por primera vez en 1720, cuando el Parlamento Británico aprobó la Bubble Act para prohibir “prácticas financieras irresponsables”. Burbujas ha habido muchas. La que estalló más fuerte fue la de Wall Street en 1929. Pero antes y después se han producido otras. Estas son las cinco más extravagantes y menos conocidas, según la historiadora Estrella Trincado.

La fiebre de los tulipanes

Quien haya visto la película Wall Street 2: el dinero nunca duerme, no olvidará la cara de bobo que se le queda al personaje de Shia LaBeouf cuando, tras haber ayudado a Gordon Gekko (Michael Douglas) en una operación especulativa ilegal, este le deja como único beneficio la estampa de un tulipán bajo la que reza una leyenda: Tulipomanía. Con este nombre se conoce al primer caso de burbuja económica de la que existe amplia información a través de varias fuentes, entre ellas el portentoso libro del escocés Charles McKay titulado Memoria de extraordinarias ilusiones y de la locura de las multitudes (1841).

Los tulipanes llegaron a Holanda en 1559, procedentes de Turquía. Lo que ocurrió fue que, por causa del llamado potyvirus del tulipán, las variedades holandesas de esta planta crecieron con formas extravagantes y multicolores, lo que las convirtió en objetos muy valiosos. De esta manera, a principios del siglo XVII los precios de esta flor comenzaron a subir de forma astronómica. Según relata McKay, el precio de un bulbo rondaba los mil florines, cuando el sueldo medio de una persona andaba por los 150.

Se conservan registros de ventas disparatadas, en las que llegaron a cambiarse lujosas mansiones por una sola flor, o de personas que invirtieron una fortuna en cosechas que aún ni siquiera habían germinado. Y se sucedían anécdotas tan grotescas como una que relata el autor escocés en su obra: “Un mercader había pagado tres mil florines por un raro tulipán Semper augustus, y este desapareció de su depósito. Tras buscarlo, encontró a un marinero que se lo estaba comiendo, ya que lo había confundido con una cebolla. El hombre fue arrestado y condenado a siete meses de prisión”.

La última gran venta de tulipanes se produjo el 5 de febrero de 1637. Los siguientes lotes de flores que salieron al mercado no encontraron compradores, y los precios comenzaron a caer drásticamente. La gente que se había hipotecado contando con los beneficios de futuras cosechas se asustó y trató de vender sus pagarés a cualquier precio. Pero el pánico ya se había desatado y los tulipanes se convirtieron en sinónimo de quiebra.

Hay que matizar que no todos los historiadores creen que la tulipomanía golpeara a la economía holandesa de una forma tan global. Por ejemplo, Doug French, economista y director del Ludwig von Misses Institute, opina en su estudio La economía holandesa en la época de la tulipomanía que la crisis solo afectó a las clases más pudientes, que habían invertido en aquellas flores igual que otros lo hacían en obras de arte; pero que el resto de la población apenas se resintió.
Sea como fuere, lo cierto es que en otras partes de Europa iban a producirse pronto fenómenos similares.

Continua aqui

http://www.betocammpos.com/article-manipulaciones-financieras-las-grandes-burbujas-64494584.html