Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

La falta de agua potable es uno de los primeros problemas que deben enfrentar las poblaciones que han sido golpeadas por algún fenomeno natural fuera de lo común. En general, cuando un tornado, tormenta, inundación o cualquier otro tipo de catástrofe arrasa con una ciudad, la red eléctrica deja de funcionar y con ella -casi siempre- desaparece la posibilidad de proveer de agua potable a los sobrevivientes. Cuando el problema es originado por un terremoto la situación suele ser aún más compleja, ya que las propias tuberías encargadas de distribuir el agua resultan dañadas y restituir el servicio puede demorar semanas o meses. Si bien casi todos los gobiernos poseen de plantas potabilizadoras móviles -o al menos camiones cisterna con los que transportar este fluido vital- que permiten paliar la situación, algunas naciones pobres no disponen de estos elementos. ¿Como solucionar el este problema?  La respuesta puede ser la Cycloclean, una bicicleta modificada, desarrollada por una empresa japonesa que promete potabilizar agua simplemente pedaleando.

Cycloclean promete potabilizar agua simplemente pedaleando.(Nippon Basic Co.)
Cycloclean promete potabilizar agua simplemente pedaleando.(Nippon Basic Co.)

Nippon Basic Co. ha desarrollado un filtro que puede ser instalado sobre una bicicleta modificada. El sistema permite que una persona pueda proveerse de hasta cinco litros de agua potable por minuto simplemente pedaleando. Para ello debe en primer lugar acercarse a la vera de un río, lago o laguna con aguas de dudosa calidad, introducir una manguera que posee el aparato dentro del curso de agua, y comenzar a pedalear. La Cycloclean se convierte en algo parecido a una bicicleta fija, como las que se utilizan en los gimnasios, pero que gracias a una serie de filtros instalados en su parte trasera es capaz de convertir el agua poco segura en potable. Por supuesto, existen limitaciones en lo que estos filtros pueden hacer (no puedes procesar aguas servidas o agua de mar, por ejemplo) pero funciona muy bien con las aguas que típicamente se encuentran en un río. La Cycloclean puede extraer agua de hasta cinco metros de profundidad, por que también funciona con un pozo cuya bomba extractora haya dejado de funcionar o con un depósito subterráneo de agua potable de cuyo contenido no conviene fiarse.

Los filtros convierten el agua contaminada en potable.(Nippon Basic Co.)
Los filtros convierten el agua contaminada en potable.(Nippon Basic Co.)

Yuichi Katsuura, presidente de la corporación Nippon Basic, resume en una frase lo que su invento puede hacer: “usted pedalea junto a un río o cualquier otra fuente de agua, como un estanque, y la Cycloclean lo provee de agua potable”. Los cinco litros de agua potable por minuto prometidos permiten que con solo pedalear 5 o 6 minutos al día una persona pueda potabilizar la cantidad  suficiente para todo un día. Uno puede arreglarse bastante bien con 20 o 30 litros diarios. Beber, cocinar y lavar algunos utensilios no requiere más que eso. Si además quieres bañarte con agua pura, pues simplemente pedaleas otro rato. El invento es interesante, y sin dudas muy útil. Katsuura dice que ya le han encargado las primeras unidades y está listo para enviarlas a sitios como Bangladesh, Camboya, China, Indonesia, Birmania y Filipinas.

Tag(s) : #CIENCIA y TECNOLOGIA